España, cumbre sobre la trata de personas: un fenómeno no tan raro

Señalan carencias en detectar a las víctimas: desde menores obligados a mendigar a explotación en labores domésticas. Se intentará involucrar a la región latinoamericana

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 920 hits

Expertos de organizaciones eclesiales de todo el mundo participan en Madrid desde hoy y hasta el próximo miércoles e,n la reunión bienal de afiliados a COATNET (Christian Organizations Against Trafficking in Human Beings, Red de Organizaciones Cristianas contra el Tráfico de Seres Humanos).

En la sesión de apertura celebrada esta mañana han intervenido el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río; el obispo de Albacete y presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, Ciriaco Benavente; y la directora de Políticas de Cáritas Internationalis, Martina Liebsch.

Tras la inauguración, la Defensora del Pueblo Español, Soledad Becerril ha presentado la ponencia “Víctimas invisibles: la trata de personas en España. Informe 2012”, que recoge el resultado de un trabajo para el que se ha investigado más de un centenar de posibles situaciones de trata; entrevistas con 59 víctimas y en el que se detallan varios casos reales sobre los que la Defensoría del Pueblo ha tenido conocimiento. 

El informe muestra una fotografía detallada de la situación de este grave delito en España. Para su realización se ha contado con la participación de distintas administraciones, organizaciones internacionales, sindicatos y entidades que forman parte de la Red Española contra la Trata de Personas. Además contiene un total de 41 conclusiones y una serie de recomendaciones a las varias instituciones competentes en la materia.

En el referido informe, se constata que los mecanismos de detección de las víctimas o de las potenciales víctimas de trata no están funcionando adecuadamente y reclama que se regule la mayor participación de las ONG en estos procesos y en la asistencia a estas personas. 

También se tratan de manera especial las importantes carencias detectadas en la correcta identificación de los grupos más vulnerables de víctimas, como son las posibles menores de edad potenciales víctimas de trata y las solicitantes de protección internacional en las que se detectan indicios de trata. El otro grupo de víctimas invisibles lo constituyen las víctimas de explotación laboral, con especial referencia a los menores de edad y a los discapacitados obligados a ejercer la mendicidad y a delinquir.

Para la Defensora del Pueblo, la falta de desarrollo reglamentario del artículo 59 bis de la Ley de Extranjería en lo que respecta a las condiciones de colaboración de las ONG, junto a la indefinición del Protocolo Marco de Protección de las Víctimas de Trata, hace difícil el proceso de identificación.

Por otra parte, recomienda revisar el periodo de restablecimiento y reflexión estableciendo dos fases diferenciadas: una para que la víctima se recupere y una vez superada esta fase, otra, en la que la víctima exprese si desea cooperar con las autoridades.

Además, para mejorar los procesos de identificación, recomienda incrementar los módulos de formación para los funcionarios y reforzar la coordinación entre Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policías Autonómicas cuyas actuaciones resultan fundamentales.

En los procedimientos de protección internacional también se han detectado deficiencias a la hora de identificar a las víctimas. Además, la Defensoría ha podido comprobar mediante sus investigaciones que el organismo encargado del examen y resolución de las solicitudes de protección internacional, con carácter general, excluye toda solicitud de protección internacional basada en el hecho de ser o haber sido víctima de trata.

Para Soledad Becerril es importante establecer unas normas comunes para la atención a menores víctimas de trata. La Defensora del Pueblo considera necesario contar con una base de datos de los menores indocumentados que sean localizados al intentar acceder de forma irregular a España. Además, incide en la necesidad de que la llegada de menores sea comunicada de inmediato al Ministerio Fiscal.

También recomienda impulsar la creación de mecanismos de coordinación y seguimiento entre las fiscalías provinciales y las entidades autonómicas de protección cuando los menores tutelados víctimas de trata sean testigos protegidos en procedimientos penales.

Finalmente, la Defensora recomienda que se establezcan las medidas necesarias para comprobar el vínculo de filiación de los menores con los adultos con los que viajan.

La trata de personas es una forma de esclavitud moderna, una violación de los derechos humanos que constituye un delito contra la dignidad humana y contra la misma seguridad del Estado, de ahí que sea una de las formas más brutales de violencia ejercida sobre las mujeres.

Este encuentro de Madrid, organizado conjuntamente por Cáritas Española y Cáritas Interationalis, se convoca con el objetivo de promover el trabajo en red y el intercambio de experiencias entre los participantes e involucrar a la región latinoamericana.

La agenda de las sesiones incluye diversos espacios para analizar el tema de la trata de personas con fines de explotación laboral y debatir las estrategias sobre cómo fomentar las capacidades operativas de las organizaciones participantes a la hora de identificar casos de trata de personas para servidumbre doméstica, así como acordar un plan de trabajo para el período 2014-2015.