España: El congreso rechaza el reconocimiento de parejas de hecho

Fuerzas de izquierda pedían la adopción para uniones homosexuales

| 676 hits

MADRID, 20 sep (ZENIT.org).- El Congreso español rechazó ayer una propuesta de ley que buscaba el reconocimiento de las parejas de hecho. El proyecto fracasó ante la oposición en solitario del Partido Popular (PP) que cuenta con la mayoría absoluta. A favor de la legalizaciones de estas uniones votaron el resto de las fuerzas políticas: el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Izquierda Unida (IU), Iniciativa per Catalunya (IC).



De las cuatro proposiciones, la de IU y la de IC incluían la adopción de hijos por parejas de hecho formadas por homosexuales y la equiparación entre la pareja de hecho y el matrimonio civil. La del PSOE no incluía la adopción, pero el grupo estaba dispuesto a incorporarla en su fase de comisión. Convergencia y Unión (CiU), partido nacionalista catalán, presentó una iniciativa de reconocimiento de parejas de hecho que constituye simplemente la traslación de la normativa catalana aprobada por el Parlament en junio de 1998, pero se abstuvo ante las otras tres proposiciones.

El no del PP fue defendido por su diputada Rosa Estarás, quien explicó que «aunque estamos por la regulación, ninguna de las cuatro proposiciones presentadas resolvía satisfactoriamente el problema». Para Estarás, «los cuatro textos adolecían de verdaderos defectos de técnica jurídica, dejando grandes lagunas e incurriendo en contradicciones que atentaban contra el principio de seguridad jurídica».

La diputada popular aseguró que la proposición de CiU «lesiona el noviazgo», por el hecho de plantear que dos años de convivencia conlleve ya efectos jurídicos. La propuesta socialista iba más lejos hasta reducir a seis meses el tiempo considerado como de convivencia estable.

Agresión al matrimonio
Por su parte, el obispo portavoz y secretario de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan
José Asenjo, se opuso con claridad a las propuestas presentadas en el Congreso: los proyectos de ley de los partidos de la oposición «no favorecen el bien común de la sociedad y suponen un deterioro y una agresión a la familia y al matrimonio».

Es más, afirmó, «sería el colmo del despropósito que se permitiera a las parejas de homosexuales la posibilidad de adoptar niños», tal y como pretenden IU, Iniciativa per Catalunya (IC), pues «los hijos necesitan crecer y educarse en un ambiente adecuado».

Monseñor Asenjo hizo estas declaraciones momentos antes de asistir a la reunión de la Comisión Permanente del Episcopado, que se celebra esta semana en Madrid. Para el portavoz de los obispos --quien subrayó que «éste no es el problema número uno de la sociedad española»--, es imprescindible recordar que «los legisladores son servidores del bien común, y no de una parte».