España: el embajador palestino se ofrece como rehén por las monjas secuestradas

Musa Amer pide a los captores en Siria que salven las vidas de las religiosas y respeten su dignidad. En Palestina tenemos debilidad por los que se sacrifican por los más necesitados

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 614 hits

El embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, se ha ofrecido este martes como rehén para lograr la liberación de doce religiosas del Monasterio greco-ortodoxo de Santa Tecla en Ma'lula, Siria, que desde hace dos días están retenidas por hombres armados al norte de esta localidad.

Durante un encuentro con los medios de comunicación, el embajador ha manifestado su preocupación por las monjas sequestradas "no como político sino como ser humano". Asimismo, ha hecho un llamamiento a los captores, "sin saber quiénes son, de qué partido o de qué religión", para que salven sus vidas y respeten "su dignidad".

"No he podido dormir desde que me enteré de la noticia", ha manifestado Amer. "No existe ninguna religión en el mundo que permita el secuestro de monjas que ayudan a los más necesitados", ha asegurado. "Estoy dispuesto a trasladarme a Siria y a intercambiarme con ellas: que me lleven a mí como rehén", ha reconocido.

Por este motivo, el embajador ha pedido a la prensa que su voz "llegue a los secuestradores". "Estoy dispuesto a intercambiarme por ellas para abrir un camino hacia el encuentro en medio de un absurdo conflicto lleno de sangre, odio y destrucción", ha insistido.

Musa Amer ha aprovechado también para exigir la liberación de otros dos obispos, secuestrados el pasado mes de abril en la ciudad de Alepo. "En Palestina tenemos debilidad por aquellos que se sacrifican por los más necesitados, porque nosotros sabemos qué es lo que significa", ha concluido.

En 1993, siendo embajador en Filipinas, este diplomático palestino participó voluntariamente en la liberación de dos monjas españolas, Fátima Uribarren y Julia Forrester, secuestradas en la isla de Sulu por tres guerrilleros pertenecientes a una escisión del Frente Moro de Liberación (FML).

(RED/IV)