España: El santuario de San Juan de Ávila elevado a basílica pontificia

Por un decreto de la Congregación para el Culto Divino

| 1050 hits

CÓRDOBA, miércoles 20 junio 2012 (ZENIT.org).- El papa Benedicto XVI ha elevado el santuario diocesano de San Juan de Ávila de Montilla, España, a la categoría de basílica pontificia menor.

El decreto –informa en una nota la Diócesis de Córdoba- lleva fecha del 20 de junio de 2012, y está firmado por el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el cardenal español Antonio Cañizares Llovera.

El cardenal Cañizares –precisa la nota- ha contribuido notablemente a la declaración de Doctor de la Iglesia Universal para san Juan de Ávila.

Montilla acogerá el próximo lunes 25 de junio al cardenal Cañizares, acompañado por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, a las 20,00 horas, en el Ayuntamiento de la localidad y recorrerá a pie el camino hasta la nueva basílica pontificia en Montilla.

Allí, se celebrará la solemne Eucaristía de Acción de Gracias por esta concesión pontificia “que honra a la Diócesis de Córdoba y, particularmente, a la ciudad de Montilla donde está el sepulcro del próximo Doctor de la Iglesia Universal”, concluye la nota.

El decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos dice lo siguiente: “A petición del excelentísimo y reverendísimo don Demetrio Fernández González, obispo de Córdoba, en carta enviada el día 3 del mes de octubre del año 2011, expresando los ruegos y deseos del clero y de los fieles cristianos, la Congregación para Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en virtud de las facultades especiales concedidas por el sumo pontífice Benedicto XVI, concede de muy buen grado a la Iglesia del Santuario de San Juan de Ávila, dedicada a Dios en honor de la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo, de la ciudad de Montilla, en el término de la diócesis anteriormente citada, en la cual se conserva la insigne reliquia de aquel ilustre maestro de la Iglesia española, que enseñó de manera eminente el amor de Cristo que transciende todo conocimiento, el título y la dignidad de Basílica Menor con todos los derechos y concesiones litúrgicas que debidamente le corresponden, guardando todo lo prescrito en el Decreto De titulo Basilicae Minoris, promulgado el día 9 de noviembre de 1989”.