España: El uso de anticonceptivos es la mayor alteración del sistema ecológico: la fertilidad humana

El Foro de la Familia pide retirar el Diane 35 contra el acné usado como contraceptivo, ya prohibido en Francia

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1731 hits

Las noticias que llegan de Francia y Europa sobre actuaciones de los organismos competentes en materia de medicamentos para revisar, en su caso, la comercialización de los llamados anticonceptivos de última generación y la prohibición de la píldora anticonceptiva Diane 35, son una prudente señal de alarma sobre las eventuales consecuencias dañinas para la salud del consumo masivo de productos anticonceptivos por las mujeres de hoy.

Para Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia de España, “la generalización del uso habitual de anticonceptivos es, en estos momentos, la mayor alteración sistemática y programada de un sistema ecológico en nuestro planeta: la fertilidad humana. No tenemos experiencia ni ha habido precedente alguno de uso de productos que alteran de forma habitual --durante un periodo prolongado de la vida de
las mujeres- el funcionamiento natural de su organismo”.

“Además, --prosigue Benigno Blanco- la extensión de la anticoncepción es profundamente antiecológica y está cambiando de manera descontrolada equilibrios básicos de la vida humana con consecuencias hoy día imprevisibles a escala planetaria. Resulta difícil de entender cómo es posible que en una época en que se supone existe una gran preocupación por la ecología y la conservación natural de los ecosistemas de vida en nuestro planeta, a la vez nos acostumbramos a la modificación artificial y sistemática del cuerpo de las mujeres y hombres y su fertilidad”.

Según indica el presidente del Foro de la Familia, “cualquiera que lea los prospectos de cualquier producto anticonceptivo, o siga los estudios que se publican habitualmente en las revistas científicas, saben que el uso habitual de estos fármacos aumenta considerablemente el riesgo de ataques cardíacos, hipertensión, cáncer de pecho, así como el riesgo de infectarse por el virus del papiloma humano con el consiguiente riesgo de cáncer cervical, entre otros múltiples factores de riesgo descritos en la literatura científica”.

“De hecho, por ejemplo, --subraya Blanco- la recién iniciada investigación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), sobre los anticonceptivos de última generación, es consecuencia del aumento sensible de trombos entre las usuarias de estos anticonceptivos. No es por lo tanto inocuo para la salud de las mujeres el consumo habitual de anticonceptivos como resulta profundamente desequilibrador para la ecología humana la renuncia sistemática a la fertilidad con los consiguientes desequilibrios demográficos que ya están produciendo consecuencias dramáticas de tipo económico social en Europa, China y otros países del continente asiático”.

El Foro de la Familia reclama de las autoridades sanitarias una revisión a fondo de los riesgos asociados al consumo de este tipo de fármacos y campañas de información seria sobre los riesgos a las potenciales usuarias.

En concreto el Foro de la Familia pide al Ministerio de Sanidad que siga el ejemplo del gobierno francés y de las autoridades sanitarias europeas respecto al Diane 35 y los anticonceptivos de última generación y que no ceda a las presiones de la industria farmacéutica para mantener la dispensación de la PDD sin receta médica.

Por su parte la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC), reproduce en su página web, una nota emitida en aras de la seguridad de los pacientes, por la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de los Productos de Salud (ANSM) de Francia en la que anuncia emprender un procedimiento de suspensión del Diane 35 y sus genéricos.

El Diane 35 es un medicamento usado en el tratamiento del acné y no es un contraceptivo.

En una nota de prensa de la ANSM se afirma: “Según la evaluación del conjunto de daros disponibles, la ANSM estima que la relación beneficio/riesgo del Diane 35 y sus genéricos es desfavorable en el tratamiento del acné, respecto en especial al riesgo tromboembólico venoso y arterial al que se exponen las mujeres tratadas. Además, el uso importante de estos medicamentos como contraceptivos no es correcto y su eficacia como contraceptivos no ha sido demostrada por estudios clínicos apropiados”.

La ANSM, informa la nota, emprendió en diciembre de 2011 la reevalución de los medicamentos en los que la AMM es anterior a 2005. En este marco, la Agencia ha reexaminado la colocación del Diane 35 y sus genéricos en Francia.

La Agencia considera que estos medicamentos no deben ser empleados más como contraceptivos: no tienen AMM en esta indicación.

La ANSM a evaluado de nuevo el beneficio/riesgo del Diane 35 en su única indicación autorizada: el “tratamiento del acné en la mujer: la eficacia es moderada y no se observa sino después de varios meses de tratamiento”. Nuevos datos sobre el riesgo tromoboembólico demuestran en especial un riesgo tromboembólico venoso cuatro veces más elevado que en mujeres que no toman estos tratamientos. Existen además alternativas para el tratamiento del acné.

En este contexto, la ANSM considera que la relación beneficio/riesgo del Diane 35 y sus genéricos es desfavorable en el tratamiento del acné.

Tras la información de los industriales afectados, la ANSM ha decidido emprender un procedimiento de suspensión de las Autorizaciones de Puesta en el Mercado (AMM) de estos medicamentos.

La suspensión tendrá efecto en un plazo de tres meses. En lo inmediato: los pacientes no deben interrumpir abruptamente su tratamiento con Diane 35 o sus genéricos, y pueden proseguirlo hasta una próxima consulta con su médico, o con otro prescriptor, que revisará con ellos las opciones terapéuticas que convengan mejor a su situación individual; los médicos no deben prescribir estos medicamentos, ni para inicio de tratamiento ni para renovación; los farmacéuticos deberán expender los tratamientos necesarios para evitar toda ruptura abrupta del tratamiento hasta que la paciente consulte de nuevo a su médico u otro prescriptor (preferiblemente expender envases de un mes de tratamiento).

Al término de este periodo de tres meses, la suspensión de las AMM tendrá efecto: toda prescripción y toda expedición serán prohibidas y el conjunto de lotes del mercado será retirado.

Paralelamente, se ha iniciado un procedimiento de arbitraje a nivel comunitario por parte de la ANSM, estando estos medicamentos autorizados por la mayoría de los estados miembros europeos. Este arbitraje mirará a retirar, suspender o modificar el conjunto de las AMM afectadas en Europa”.