España: fallece el sacerdote jesuita Jorge Loring

Autor de 'Para Salvarte', con más de un millón de ejemplares vendidos en 73 ediciones, y un experto en la Sábana Santa de Turín

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1137 hits

El sacerdote jesuita Jorge Loring Miró ha fallecido en el día de Navidad de 2013, en la clínica El Ángel de Málaga (España), con 92 años, tras sufrir un ataque cerebrobascular. 

El padre Loring era un hombre de mundo. Se movió entre su Barcelona natal del año 1921, el Madrid se su infancia, el Málaga de su juventud y Cádiz donde pasó casi todo su sacerdocio. Además, llevó su labor evangelizadora por todo el mundo. 

Jorge Loring dejó la tradición familiar de la ingeniería por los hábitos de sacerdote "para salvar almas", como él mismo decía. Bisnieto del también ingeniero y político Jorge Loring y Oyarzábal, su padre fundó una línea de zepelines que unía Sevilla y Buenos Aires. 

De pequeño estudió seis años en el Colegio Nuestra Señora del Pilar de los marianistas en Madrid y cuando mataron a su padre en el año 36, regresó a Málaga, donde estudió el bachillerato en el colegio San Estanislao de Kotska. Una vez que terminó el mismo volvió a Madrid para estudiar Ingeniería en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI). Sin embargo, al igual que hicieron casi todos sus hermanos, se hizo sacerdote, ordenándose en el año 1954 a la edad de 33 años.

Durante un cuarto de siglo fue padre espiritual en cinco grandes fábricas de Cádiz, pero su fama le vino por sus libros y conferencias sobre la Sábana Santa de Turín, del que era una autoridad mundial, impartiendo charlas por América y Europa hasta casi el final de su vida.

La principal obra del padre Loring fue “Para salvarte”, un compendio de la doctrina cristiana, con más de un millón de ejemplares vendidos, en 73 ediciones, y muy difundido en España, México, Ecuador, Perú, Chile, EE.UU., Egipto, Israel, Rusia, entre otros países, y con traducciones a las distintas lenguas.

Desarrolló también un amplio ministerio a través de la prensa, la radio, la televisión y también en Internet.

El Ayuntamiento de Cádiz ha mostrado mediante un comunicado de prensa su pesar por la muerte de este jesuita, teólogo y escritor que dejó una profunda huella en la ciudad, hecho por el cual fue nombrado Hijo Adoptivo de Cádiz en el año 2006. Por ello, en su honor el ayuntamiento va a mantener las banderas a media asta durante tres días.