España: Farmacéuticos denuncian información oficial deficiente sobre la PDD

Preocupados por tener que asumir posibles responsabilidades civiles o penales

| 1925 hits

JAÉN, miércoles 11 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).- Farmacéuticos de distintas ciudades españolas han denunciado la deficiente información oficial que ha acompañado la medida de permitir la venta libre de la píldora del día después (PDD) en las farmacias y han expresado su preocupación ante posibles reclamaciones.

Lo han hecho a través de un escrito que un grupo de farmacéuticos y la Asociación Nacional para la Defensa del Derecho de Objeción de Conciencia (ANDOC) ha enviado al Ministerio de Sanidad.

Según un comunicado de ANDOC con fecha del 10 de noviembre enviado a ZENIT, “la información que el Ministerio de Sanidad y el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos han enviado a las farmacias, además de parcial e incongruente con las fichas técnicas de la píldora postcoital, deja muchos “cabos sueltos”.

“La indefinición respecto al modo de atender las demandas de la píldora por parte de menores de edad, la responsabilidad de los farmacéuticos ante posibles responsabilidades civiles o penales que puedan exigir padres o pacientes que padezcan efectos secundarios; la omisión del derecho a la objeción de conciencia, son, entre otros, aspectos que omite la documentación enviada por el Ministerio”, denuncian.

También señalan que “el Ministerio de Salud se muestra reacio a hacer pública la documentación científica y los ensayos clínicos o preclínicos significativos”, para justificar “la dispensación sin prescripción médica de ese producto”.

Los folletos enviados a las farmacias insisten en que la píldora es “segura” y que pueden utilizarla “todas la mujeres a lo largo de la etapa fértil de su vida”, ocultándose así las importantes contraindicaciones del fármaco, según ANDOC.

También se silencia que, como señala el propio prospecto del Norlevo, “no se conoce su mecanismo de acción preciso”, y no hay estudios representativos en los que se demuestre que la utilización de la PDS sea segura en menores de 16 años.

Por otro lado, el folleto señala, en letras grandes, que la píldora del día siguiente no es abortiva, pero la documentación técnica y científica indica que “puede producir cambios endometriales que dificultan la implantación” del cigoto.

En este sentido, los farmacéuticos y la asociación de defensa de la libertad de conciencia recuerdan “lo que acaba de señalar un organismo tan poco sospechoso como el Comité Nacional de Bioética”.

Concretamente, este Comité ha declarado que “el desarrollo embrionario y fetal puede considerarse un proceso en continuidad desde la fusión de los pronúcleos del espermatozoide y del óvulo hasta el parto. Desde esta perspectiva, su vida biológica puede identificarse en todo momento como una vida humana”.

La PDD se vende en las farmacias españolas sin receta médica desde el pasado 28 de septiembre, cuando Sanidad cambió su estatus, a pesar de que contiene dosis muy elevadas de hormonas. (Cf. Zenit 29 de septiembre de 2009).