España: Infancia Misionera destina su colecta a niños de El Salvador

«Contigo, el mundo sonreirá», lema de la jornada de este año

| 259 hits

MADRID, 25 enero 2001 (ZENIT.org).- «Queremos que los niños de España se preocupen por los pequeños que viven en El Salvador y han perdido sus escuelas, iglesias, orfanatos o familia, sin olvidar los que hayan muerto», señaló la pasada semana José Luis Irízar, director nacional de las Obras Misionales Pontificias, agencia dependiente del Santo Padre, que el próximo domingo celebrará la tradicional jornada de la Infancia Misionera.



Debido a la catástrofe producida en El Salvador, y tras consultar al Papa, las Obras Pontificias Misionales ha decidido «que la colecta que el 28 de enero se celebrará en el mundo se adhiera a todas las peticiones nacionales que procuran recaudar fondos para ayudar a esta catástrofe. Deseamos que esta colecta se dedique a ayudar a todos los niños de El Salvador».

Sin embargo, y debido a que se trata de una colecta mundial --«no podemos olvidar a los miles de niños que en el mundo sufren parecidas vicisitudes en África y en Asia»--, Obras Misionales ha optado por entregar todo lo recaudado «lo más pronto posible» a Juan Pablo II para que éste pueda enviar, «en nombre de la Infancia Misionera», un donativo cualificado para los pequeños del país centroamericano.

El lema de este año, «Contigo el mundo sonreirá», pretende caer en la cuenta de la necesidad de que todos los niños participen en la construcción de un mundo mejor. «Debemos enseñar a nuestros chicos --afirmó Irízar en rueda de prensa-- a comunicar la verdad y la vida al mundo para que haya fraternidad. El mundo necesita de la esperanza y la fe de los niños para seguir luchando porque reine la verdadera paz".

Esta campaña tendrá su continuación los días 27 a 29 de abril, cuando en el la Plaza Mayor y en el Parque Juan Carlos I de Madrid se darán cita más de 20.000 niños de toda España. En esta fiesta misionera, que organizan las Obras Misionales Pontificias, junto con la Comisión Episcopal de Misiones, FEFE, Confer y Cristianos sin fronteras, «queremos contar con todos los niños de España, que son el futuro de la misión. No hay que olvidar que los misioneros, después de muchos años de entregar su vida, nos dejan la puerta abierta para que otros, más jóvenes, se incorporen a la misión».

La Obra de la Infancia Misionera, extendida por todo el mundo, recaudó en España, el pasado año, más de 210 millones de pesetas. Hasta el 9 de mayo, las Direcciones Nacionales pusieron a disposición del Fondo de Solidaridad Universal la suma total de 2.657 millones de pesetas.

Gracias a la Infancia Misionera, más de 20 millones de niños fueron atendidos en 15.050 escuelas maternales, 12.710 escuelas medias, 2.100 hospitales, 6.900 dispensarios, 2.800 orfanatos y 1.100 proyectos de apoyo escolar. Además, se llevaron a cabo 600 proyectos a favor de niños víctimas de conflictos armados, 280 de ayuda para la formación misionera de los niños y 343 de formación espiritual misionera.