España: La Diócesis de Terrassa explica su presencia en algunos hospitales

Ante las críticas por prácticas contrarias a la moral católica en esos centros

| 1299 hits

TERRASSA, lunes 4 junio 2012 (ZENIT.org).- Reproducimos el texto de un comunicado hecho público por la Diócesis de Terrassa, España, en relación una polémica surgida por la presencia de eclesiásticos en algunos hospitales que realizarían prácticas contrarias a la moral católica.

*****

Sobre las informaciones aparecidas acerca de hospitales con presencia eclesiástica en sus patronatos

Desde hace tiempo han aparecido en algunos medios de comunicación informaciones sobre hospitales en cuyos patronatos hay un eclesiástico. Dichas informaciones se refieren al hospital de Granollers, donde se habla de la realización de algunos abortos en situaciones graves de peligro, tanto para el niño que ha de nacer como de la madre, y también en el Hospital de Sant Celoni, en este caso se afirma la práctica de vasectomías y dispensa de la píldora del día después.

El Obispado de Terrassa, tras haber realizado las comprobaciones oportunas, iniciar gestiones ante las diferentes administraciones y hacer las consultas pertinentes, quiere responder a estas informaciones y a los requerimientos hechos desde diversos ámbitos, comunicando lo siguiente:

1. Mons. Saiz Meneses, Obispo diocesano, ha manifestado reiteradamente y de manera pública su repulsa y condena a estas prácticas y a la legislación que lo permite. También lo han hecho los rectores de las parroquias de Sant Esteve de Granollers y de Sant Martí de Sant Celoni.

2. Mons. Saiz Meneses, dado que estas situaciones se pueden dar también en otros lugares de la Iglesia universal, buscando encontrar una posición conjunta, en lugar de actuar de manera unilateral, consultó a diversos organismos eclesiásticos y, especialmente, hizo una consulta a la Congregación para la Doctrina de la Fe, con fecha 29 de abril de 2011. Por otra parte continúa realizando gestiones diversas en los hospitales mencionados y con las administraciones.

3. La Congregación para la Doctrina de la Fe con fecha 28 de junio de 2011 transmitió al Sr. Obispo un dictamen que indicaba que si los eclesiásticos han hablado con claridad y han votado con coherencia en las reuniones de los respectivos patronatos, no parece que pueda haber una cooperación al mal moralmente ilícita. Dicho dictamen también indicaba que el posible escándalo o confusión a los ojos de la opinión pública por su presencia en los patronatos se puede evitar si hacen pública su opinión contraria a estas prácticas y su actuación también en contra.

4. El Sr. Obispo reitera su condena a estas prácticas contrarias a la moral católica y espera una decisión definitiva y una resolución positiva de las gestiones que continua realizando ante las administraciones. Mientras tanto parece conveniente no abandonar de momento los patronatos de dichos hospitales.

Terrassa, 4 de junio de 2012