España: La futura ley de educación no cumple los acuerdos con la Santa Sede

El secretario de la CEE indica que se debe dar la opción de estudiar religión también el el bachillerato

Roma, (Zenit.org) Redacción | 708 hits

El secretario de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Madrid, don Juan Antonio Martínez Camino, afirmó ayer en una entrevista en la cadena de radio COPE que la Ley Wert, la reforma educativa, "da pasos adelante, pero no cumple los acuerdos con la Santa Sede".

Martínez Camino denunció que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) “no cumple los acuerdos de la Santa Sede, en todos los aspectos ya que en el bachillerato la asignatura de Religión no está garantizada y los acuerdos dicen que ha de ofertarse en infantil, primaria, en secundaria y en el bachillerato y lo dicen expresamente: Tiene que ser ofertada, aunque no tiene que ser cursada por todos, tiene que ser opcional”.  El secretario de la CEE afirmó que “esto no es ningún privilegio para la Iglesia: es el modo en el que el derecho fundamental de los padres se ejercita, el que sus hijos puedan ser educados de acuerdo a sus creencias”.

“Si no se mejora en este punto tendremos que decir que no se cumplen los acuerdos Santa Sede y Estado Español”, advirtió Monseñor Camino que aclaró: “Por eso, estamos hablando para que se puedan perfeccionar los flecos que quedan”.

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, o LOMCE, conocida  como "Ley Wert", es la propuesta de reforma actual ley de educación que actualmente regula el sistema educatico español. El proyecto de ley definitivo fue presentado en mayo de 2013 por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. La ley, que desde el inicio  ha sido fuertemente criticada en muchas de sus propuestas por diversos sectores de la sociedad,  contempla que la asignatura de Religión pasa a una materia de especialidad, que contará para la nota media y se equiparará en horas a la media del resto de materias, y la asignatura  Educación para la Ciudadanía deja de existir y se establece una alternativa a la Religión: valores culturales y sociales en Primaria, y valores éticos en Secundaria".