España: La Iglesia asiste a más de 3,6 millones de personas en un año

La conferencia episcopal publica la Memoria de Actividades 2009

| 2622 hits

MADRID, jueves 16 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Más de cinco millones de eucaristías celebradas, 314.719 bautismos, 249.255 primeras comuniones, 91.281 bodas y más de 43 millones de horas de dedicación a los demás por parte de los sacerdotes (18.825), religiosos (54.890) y agentes de pastoral (más de 70.000) ofreció la Iglesia en España en el año 2009.

Lo refleja la Memoria de Actividades correspondiente al ejercicio 2009 de la Conferencia Episcopal Española (CEE), presentada este jueves en rueda de prensa en Madrid.

Entre otros datos, infica que 1.399.218 alumnos están escolarizados en alguno de los 5.347 centros de titularidad católica, que ahorraron 4.399 millones de euros a las administraciones públicas en 2009.

El apartado del informe dedicado a la actividad litúrgica de la Iglesia destaca que el coste que tendrían las actividades ofrecidas por la Iglesia, si tuvieran que ser contratadas en el mercado, supondría un importe de 1.889 millones de euros.

“Esto indica que la gratuidad de los recursos y la eficiencia de su uso, supone que cada euro que se invierte en la Iglesia rinde como más de dos veces y media (2,42%) en su servicio equivalente en el mercado”, indica el informe.

“La actividad desplegada, en el ámbito pastoral, educativo, cultural y asistencial, supone un ahorro de miles de decenas de millones de euros para las arcas públicas”.

La Iglesia ha incrementado su actividad caritativa y asistencial en el contexto de la crisis económica, llegando a asistir a 3,6 millones de personas en los 4.862 centros asistenciales de la Iglesia en España.

“No se puede obviar que esta intensa actividad caritativa y asistencial de las instituciones de la iglesia es consecuencia directa de la actividad litúrgica y pastoral”, indica la Memoria.

Respecto a la actividad evangelizadora en el extranjero, 17.000 misioneros españoles anuncian el Evangelio por todo el mundo y entregan su vida, de forma generosa, a los que más lo necesitan. El mayor porcentaje, un 73%, está en América Latina.

Educación

Los centros católicos concertados, destaca la Memoria, además de transmitir a los jóvenes los valores que se derivan del Evangelio, ahorraron 4.399 millones de euros a las administraciones públicas en 2009.

Este ahorro resulta de la diferencia entre el coste de una plaza en un centro público y el importe asignado al concierto por plaza.

Además, en España hay actualmente 1.238 seminaristas y más de 13.000 alumnos se están formando en Universidades y Facultades Eclesiásticas, así como en otros centros superiores de formación.

Impacto de la Semana Santa

La Memoria aborda finalmente la actividad cultural. Explica que en la actualidad, hay más de 500 municipios en España en los que el único Bien de Interés Cultural es la iglesia o iglesias del emplazamiento.

Estos bienes son una clara aportación al desarrollo económico de la zona por su gran valor cultural y la atracción turística que pueden generar, explica el estudio.

En este sentido, se han llevado a cabo unos estudios para cuantificar el impacto de la Semana Santa en Córdoba y Sevilla.

Sus datos son concluyentes: en Córdoba se cifra en más de 42 millones de euros la actividad que se genera en torno a la Semana Santa y en más de 240 millones de euros en la ciudad hispalense.

Realizando una estimación de lo que supondría un agregado a nivel nacional –celebraciones de interés turístico nacional e internacional- la cifra resultante se situaría alrededor de los 830 millones de euros.

Financianciación

Desde 2008, el sostenimiento de la Iglesia depende exclusivamente de las personas católicas y las que reconocen la labor que la Iglesia realiza, cada vez más numerosas.

En 2009, el dinero recaudado de los contribuyentes a través del IRPF ascendió a 249.983.000 euros, un 1,5% menos que lo recaudado el año anterior.

El Fondo Común Interdiocesano se constituyó con un total de 223.187.000 euros. De esta cantidad, 32.406.000 euros se destinaron a la Seguridad Social del clero, a centros de formación eclesiásticos, a la CEE, a distintas actividades pastorales en España y en el extranjero; a la Conferencia de religiosos; y en ayuda a las diócesis insulares e instituciones de la Santa Sede, como el Óbolo de San Pedro o el Tribunal de la Rota.

Otros 190.781.000 euros se destinaron a las necesidades de las diócesis: gastos generales, sustentación del clero, actividades pastorales y seminarios.

La Memoria es un estudio de la Vicesecretaría para Asuntos Económicos de la CEE elaborado por la RED GÉNESIS y el GISIC (Grupo de Investigación para el Sostenimiento de la Iglesia Católica) y recoge datos facilitados por las 69 diócesis españolas.