España: la Iglesia destinará los 249 millones de euros recaudados en 2013 para su labor

Los obispos agradecen el apoyo de los contribuyentes que permiten la tarea evangelizadora y social de la Iglesia

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 398 hits

La Iglesia católica en España ha recaudado algo más de 249 millones de euros en la campaña de la Declaración de la Renta 2013, casi dos millones más que el año anterior, y el porcentaje de declaraciones a favor de esta institución también ha aumentado, pasando del 34,83 por ciento del año pasado al 34,87 por ciento en este ejercicio. 

Estas cifras han sido dadas a conocer hoy por el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, junto al vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal.

En rueda de prensa, Gil Tamayo ha apostado por la “transparencia” en los datos económicos de la Iglesia, y ha destacado que detrás de estos números hay personas que muestran su “adhesión” a la labor evangelizadora y social que desarrolla esta institución.

“Estamos satisfechos, y estamos satisfechos sin triunfalismos”, ha reconocido el portavoz del episcopado. “Esto es especialmente relevante en un año que de nuevo está marcado por la crisis, que sobre todo la sufren quienes tienen menos recursos", ha añadido.

En este contexto, Giménez Barriocanal ha asegurado que “jamás vamos a renunciar a la labor que tiene que desempeñar la Iglesia aunque se tengan menos recursos. Habrá que trabajar más como lo hacen todos los ciudadanos de este país. La Iglesia no es ajena a la situación que vivimos, pero también es cierto que cuanto más recursos tengamos más posibilidades tendremos de hacer el bien”.

Preguntado por ZENIT, el vicesecretario para Asuntos Económicos ha informado que la CEE tiene previsto gastarse 4,8 millones de euros en la próxima campaña de “Por tantos”, para que los contribuyentes marquen la casilla de la Renta a favor de la Iglesia y también para dar a conocer su ingente actividad. Al cumplir esta doble función, ha considerado que se trata de “una inversión rentable”.

Por su parte, el secretario general ha animado a todos los católicos a “contribuir a ese fondo común para combatir las necesidades”. “Nuestro afecto a la Iglesia pasa por el corazón pero también por la cartera”, ha recordado. Y ha concluido apuntando que “nunca verán a la Iglesia recortar entre los que más lo necesitan”.

Por primera vez, la CEE ha ofrecido datos de asignación tributaria por comunidades autónomas, siendo Madrid, Andalucía y Cataluña las que más recursos aportan al sistema, aunque en todas las regiones ha aumentado el porcentaje. Históricamente las que marcan más la casilla a favor de la Iglesia son Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura.

Además, los obispos han agradecido la colaboración de los contribuyentes --unos nueve millones de personas en esta última campaña-- y han recordado que las otras formas de colaboración al sostenimiento de la Iglesia, como son las colectas o las suscripciones, continúan siendo absolutamente indispensables.

El actual sistema de asignación tributaria entró en vigor el 1 de enero de 2007. Se incrementó el coeficiente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) al 0,7 por ciento y la Iglesia renunció a la exención del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) vigente en algunas operaciones, lo que significaba desde esa fecha para las instituciones eclesiales un gasto añadido de unos 30 millones de euros (este gasto se ha incrementado en un 31 por ciento con la subida del tipo general del IVA del 16 por ciento al 21 por ciento actual).

Con el nuevo sistema, el Estado no garantiza ya ningún mínimo para el sostenimiento básico de la Iglesia en España. Es decir, ha dejado de existir el llamado “complemento presupuestario”. Para su sostenimiento, por tanto, la Iglesia sólo recibe lo que resulta de la asignación voluntaria de los contribuyentes y nada de los Presupuestos Generales del Estado.