España: Los obispos recuerdan a los periodistas amenazados por Eta

En la Jornada Mundial de las Comunicaciones

| 204 hits

MADRID, 26 mayo 2003 (ZENIT.org-VERITAS).- Con el título «Por una cultura de la paz» ha sido difundido este lunes el mensaje de los obispos de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de España con motivo de la XXXVII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebra el próximo 1 de junio.



En el mensaje, los obispos muestran su cercanía a los periodistas que sufren el acoso del terrorismo, y confirman, por otro lado, el enorme avance de la Iglesia en el panorama comunicativo español logrado en los últimos años.

Los obispos de la Comisión de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal afirman que «en España se han dado pasos importantes en las delegaciones diocesanas de medios de comunicación y contamos con un gran activo de presencia en las comunicaciones».

En este sentido, la Comisión destaca las iniciativas católicas que aparecen en Internet con ayuda de los centros superiores de Ciencias de la Información de titularidad eclesial, así como las publicaciones diocesanas y religiosas existentes, y la cadena radiofónica COPE.

El mensaje llama la atención sobre la nueva red de televisiones locales diocesanas que, agrupadas en el proyecto denominado «Popular TV», «están convirtiéndose progresivamente en una firme apuesta eclesial de futuro en el mundo audiovisual, en el que desea manifestar con claridad su identidad cristiana y dar así satisfacción a la demanda de quienes buscan unas alternativas televisivas dignas de los valores trascendentes y del sentido cristiano de la vida».

En el mensaje, los obispos firmantes instan a las comunidades cristianas para que dichos proyectos se afiancen mediante «el apoyo moral de nuestra audiencia y la ayuda económica a fin de que la Iglesia pueda tener espacios desde los que hacer oír su propia voz en el cada vez más complejo universo de las comunicaciones».

La Comisión ha querido mostrar también su solidaridad con los periodistas víctimas del terrorismo y la guerra. «Queremos transmitir a quienes en nuestro país trabajan en los medios de comunicación, cercanía y solidaridad a ellos y a sus familias, a veces amenazados por la violencia terrorista de quienes pretenden hacer callar las voces de la más noble e invencible de las causas: la de la defensa de la vida y la libertad personal y colectiva de los ciudadanos».

El mensaje de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social anima, asimismo, a las comunidades cristianas a «que muestren su solicitud y cercanía para con estos periodistas amenazados y con todas las víctimas de la violencia, a la vez que suplicamos a nuestros fieles una oración más intensa y constante al Señor por aquellos profesionales de los medios que son víctimas de las guerras».