España: obispos piden 'solidaridad y acogida' para los inmigrantes

Mensaje de la Comisión Episcopal de Migraciones invita a no caer en la 'globalización de la indiferencia'

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 568 hits

Con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, que la Iglesia celebrará el 19 de enero próximo, la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española ha preparado un mensaje para la ocasión. En su escrito, los obispos españoles piden "solidaridad y acogida" para los inmigrantes en un mundo "rico" que se "defiende" con "vallas cortantes" de estas personas. 

"En un mundo rico que se defiende impidiendo la entrada de los pobres, se necesitan, más que las vallas, la solidaridad, la acogida, la fraternidad y la comprensión", señalan. Y subrayan que los emigrantes y refugiados "no son peones en el tablero de la humanidad" puesto que "se trata de niños, mujeres, hombres que abandonan o son obligados a abandonar sus casas por muchas razones, que comparten el mismo deseo legítimo de conocer, de tener, pero sobre todo de ser algo más".

Además, los miembros de la Comisión Episcopal de Migraciones destacan el empeño del papa Francisco ante el fenómeno migratorio y consideran "muy significativo" que una de sus primeras salidas del Vaticano fuera para visitar la isla de Lampedusa, "el icono más expresivo de la reiterada tragedia de tantos emigrantes que dejan su vida en el mar o en los caminos".

Asimismo, los obispos indican que las costas del sur de España "también saben de esas tragedias" y denuncian que en Europa, "la adelantada en derechos humanos", da la impresión de que las políticas migratorias ponen el acento en el control de fronteras con medidas de protección y seguridad "cada vez más duras y costosas".

Concretamente, los prelados se refieren a las "vallas cortantes, que en otros gobiernos fueron presentadas como elementos disuasorios para la inmigración ilegal" que "han vuelto a estar de actualidad" y se preguntan si la sociedad volverá a caer en la "globalización de la indiferencia" de la que advierte el pontífice argentino.

En cualquier caso, el episcopado español señala que con esto no quieren decir que estén "por una inmigración incontrolada" pero, a su juicio, se ha puesto de manifiesto que las medidas de control por sí mismas "no están dando resultado".

Ciertamente, la Iglesia sabe que la solución al fenómeno migratorio "es muy compleja", reconocen los obispos, al tiempo que abogan por "las medidas más generosas posibles".

Para los prelados, se necesita "un compromiso" de los países desarrollados en favor de los más pobres y necesitados, porque la solidaridad es "decisiva" para la mejora social y política en los países de origen de los inmigrantes. 

Finalmente, los obispos concluyen su mensaje pidiendo que se trabaje por un orden económico internacional que "no genere pobreza sobre pobreza, sino que ayude a superarla".

(RED/IDV)