España: Se estrena un documental sobre la devoción a la Virgen del Rocío

Alegría, cansancio, hermandad y mucho compartir desde la mirada de un peregrino

| 1534 hits

MADRID, martes 2 octubre 2012 (ZENIT.org).- En pocos días, el 11 de octubre, se estrena en España la película documental "El Rocío es compartir", del director Francisco Campos Barba (Barcelona, 1971), y producida por la casa "Quién dijo miedo". Se trata de un documental que narra la tradicional peregrinación hasta la Virgen del Rocío, que es en sí una romería con siglos de tradición, que congrega anualmente a cerca de un millón de personas en Almonte, Huelva. Son días en que la aldea, de 1.500 habitantes, se ve desbordada por la afluencia de peregrinos de todo el país y del extranjero, que llegan a ver a su "Blanca paloma".

De ella se ha dicho mucho, como aquel famoso Pregón del Rocío de 1999 a cargo de don Gonzalo Huesa Lope, Consejero de la Hermandad y hoy Prelado de Honor del papa Benedicto XVI, que en una de sus alabanzas reza así: "¿Puede alguien, en fin, decir lo que es el amor? Pues el Rocío es el amor. El amor hecho corazón de madres que sufren, de padres que sangran, de esposos que afanan, de esposas que recelan y lloran, de hijos que peligran, de novios que sueñan, de amigos que se ayudan, de Hermanos que se quieren".

Una producción testimonial

La trama del filme de 75 minutos se desarrolla alrededor de Francisco, un alumno en la Universidad de Sevilla que ha vivido en carne propia la devoción por la Virgen del Rocío. Aunque ha visitado muchas veces la Ermita, no ha peregrinado nunca hacia ella. Cámara al hombro, y tras reunir fotos antiguas de la Romería --algunas de más de dos siglos de la Hermandad de Pilas--, comienza en 2011 el camino solo, con la hermandad de Triana, para terminar con una nueva familia y muchos testimonios que “compartir”.

En la ficha técnica del documental se lee así la sinopsis: "En momentos de crisis, las puertas se van cerrando y no hay salidas, pero al hacer el camino compartiendo se ve la luz al final del túnel. Esta película consigue que el público se emocione y ría con experiencias vividas en una fiesta."

En esta producción, el director --también rociero--, convive con numerosos devotos y les entrevista durante su peregrinación al Rocío desde el sevillano barrio de Triana para tratar de entender mejor en qué consiste la devoción rociera, y sobre todo para verificar su hipótesis de que “compartir” es una experiencia central en dicha romería.

La producción ha sido seleccionada para los festivales Medimed y SanFerfilm Festival, ambos de España y en la Muestra del documental antropológico y social de la Argentina. (javv)