España: Un futbolista a los altares

Manuel Garnica está incluido en un proceso de beatificación de mártires de la Guerra Civil

| 303 hits

MADRID, 4 septiembre (ZENIT.org).- El delantero centro del Athletic Club de Madrid (actual Atlético), con el que consiguió el Campeonato de España en 1911, Manuel Garnica, podría convertirse en el primer futbolista elevado a los altares.



El caso de Garnica, fusilado en febrero de 1939, está incluido en el amplio proceso de beatificación de mártires de la Guerra Civil en Cataluña. El futbolista fue asesinado junto a otros 41 prisioneros, entre ellos el obispo de Teruel.

«Manolón», como era conocido en el mundillo futbolístico, nació en Madrid en finales del siglo XIX. Estudiante y deportista, entró en las filas del Athletic Club que ganó el Campeonato de España de 1911 al Español de Barcelona. Tras su retirada, pasó a desempeñar la abogacía en Teruel, donde le sorprendió la Guerra Civil. Allí fue detenido y trasladado a Barcelona, donde fue fusilado.

Según escribe el diario deportivo «AS», los familiares de Manuel Garnica le describen como un hombre de una fe inquebrantable en Dios, gran simpatía, amigo de diversiones y dotado de enormes facultades físicas.