España: Veinticinco años acompañando al pueblo rom

Celebradas las XXVI Jornadas de Pastoral Gitana

| 925 hits

POZUELO DE ALARCÓN, jueves 29 septiembre 2011 (ZENIT.org).- Más de un centenar de personas entre gitanos y payos, presididas por monseñor Ciriaco Benavente, presidente de la Comisión de Migraciones celebraron, desde la tarde del día 23 hasta el mediodía del día 25 de septiembre en la casa de ejercicios de Cristo Rey, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), las tradicionales Jornadas Nacionales de Pastoral con los Gitanos, que cumplieron veinticinco años.

En España viven unas setecientas mil personas que pertenecen al pueblo gitano, de los cuales muchos son inmigrantes recientes provenientes de países del este de Europa, y se calcula que son unos ocho millones en todo el continente.

La Iglesia española ha apostado desde siempre por el servicio a esta población, creando los instrumentos adecuados para ello desde el departamento de Pastoral Gitana de la Conferencia Episcopal.

También prestó un gran servicio educativo con la escuela puente y con la constitución de un Secretariado Gitano que hoy es la Fundación Secretariado Gitano, con una notable oferta educativa, informativa, de orientación y apoyo a las personas de etnia rom.

Al celebrar este año las XXVI Jornadas de Pastoral Gitana, los asistentes contaron con la presencia de todas las personas que, durante veinticinco años, han dirigido el departamento encargado de este campo pastoral dentro de la Conferencia Episcopal Española.

Las emotivas intervenciones de los directores fueron de la mano de otras de los participantes con más historia dentro de esta pastoral, payos y gitanos, que durante este tiempo, entregaron su tiempo y su trabajo en esta difícil parcela de la promoción y evangelización del pueblo gitano, de su cultura y sus valores.

El testimonio de algunas de estas personas que han sido y siguen siendo un referente por su trayectoria en este campo pastoral contribuyó a estimular a los actuales agentes de pastoral en un compromiso renovado con vistas a una nueva evangelización.

“Hemos dado gracias a Dios por estos años y por las correspondientes Jornadas en un clima de oración, fraterno, festivo y lleno de momentos de reflexión”, señala el comunicado final del encuentro.

“Hemos constatado -añade- que hay mucho por hacer en este campo, que sigue habiendo graves deficiencias en lo social, en la educación de los niños, en la promoción de la mujer y en la dinamización pastoral, para cumplir el deseo de nuestro querido papa Benedicto XVI, que hacemos nuestro: “¡Nunca más vuestro pueblo sea objeto de hostigamiento, de rechazo y de desprecio! Por vuestra parte, ¡buscad siempre la justicia, la legalidad, la reconciliación y tratad de no ser nunca causa de sufrimiento de los demás!”.

“Queremos seguir acompañando a este pueblo en sus gozos y dolores, a las familias y a los jóvenes, de forma que sigan sintiendo el amor de Dios y de la Iglesia”, continúa el comunicado.

Los agentes de pastoral gitana expresan también su deseo de que “la pastoral con los gitanos goce en nuestras Iglesias del reconocimiento que merece, que cuente con los recursos personales y materiales necesarios”.

Y todo ello, a fin de que, en la comunidad eclesial, se haga realidad lo que reiteradamente ha sido proclamado por los papas en relación a los gitanos: “Vosotros en la Iglesia no estáis al margen, sino que de alguna manera, estáis en el centro, vosotros sois el corazón de la Iglesia”, les dijo Pablo VI en 1965.

Y nuevamente lo ha recordado este año Benedicto XVI: “También yo hoy repito con afecto: ¡Estáis en el corazón de la Iglesia! Sois una amada porción del Pueblo de Dios peregrinante y nos recordáis que 'no tenemos aquí abajo una ciudad permanente, sino que buscamos la futura” (Hb 13,14). También a vosotros ha llegado el mensaje de salvación, al que habéis respondido con fe y esperanza, enriqueciendo la comunidad eclesial de creyentes laicos, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas gitanos”.

Al pueblo gitano no le falta un modelo de santidad: en el encuentro se proyectó un documental sobre el beato Ceferino, El Pele, que dio la vida por la fe.

RTVE, la televisión pública, emitió el domingo 25 de septiembre el programa El Día del Señor desde Pozuelo de Alarcón, con la asistencia de todos los participantes de las jornadas, en una celebración acompañada por cantes y música flamenca.

Por Nieves San Martín