Espectacular arresto de un sacerdote católico en Vietnam

Seiscientos policías irrumpen en la iglesia del padre Thadeus Nguyen Van Ly

| 758 hits

HANOI, 17 mayo 2001 (ZENIT.org-FIDES).- El régimen comunista continúa persiguiendo a los disidentes religiosos. El sacerdote Thadeus Nguyen Van Ly, promotor desde noviembre del 2000 de una campaña pro libertad religiosa en Vietnam, ha sido arrestado en la mañana de este jueves.



Cuando el presbítero se preparaba para celebrar la misa diaria en la iglesia de An Truyen, cerca de Hué (Vietnam central), 600 agentes de seguridad circundaron la iglesia y penetraron en ella. Los fieles presentes, que trataron de defenderlo, fueron maltratados y obligados a abandonar el recinto sagrado. El sacerdote fue conducido a la central de la policía.

La noticia fue anunciada también por Dang Cong Dieu, jefe del Comité del Pueblo de la aldea de Phu An, provincia de Thua Thien Hue, donde se encuentra la iglesia del padre Ly.

Van Ly, de 54 años, había enviado el pasado mes de febrero a una Comisión del Congreso de Estados Unidos un testimonio en el que pedía al gobierno de Washington que no ratificase un tratado comercial con Vietnam a causa de las graves violaciones de los derechos humanos y de la libertad religiosa que tienen lugar en el país.

Esta iniciativa le costó la pérdida de sus derechos fundamentales. De hecho, el pasado 10 de mayo, con la resolución n. 196, el gobierno le había prohibido ejercer sus ministerio sacerdotal en su parroquia y en el territorio de la provincia «durante todo el período de la detención administrativa».

Sin embargo, según ha explicado el oficial Dang Cong Dieu, el padre Ly desobedeció al gobierno, al seguir celebrando la eucaristía.

Según el vicario general de la diócesis de Hué, citado por el órgano de información «Eglise d’Asie», con sede central en París, el arzobispo de Hué recibía desde hacía tiempo presiones gubernamentales para que prohibiese al padre Ly el ejercicio de su ministerio. El prelado no cedió.

En marzo, el cotidiano militar Quan Doi Nhan definió al padre Ly «traidor de la patria».

En los últimos días están siendo sometidos también a medidas especiales de vigilancia los líderes budistas. La policía ha intensificado las restricciones a un conocido monje disidente, el venerable Thich Quang Do, líder de la Iglesia Budista Unificada del Vietnam, quien estuvo bajo arresto domiciliario de 1982 a 1998.