Estados Unidos: Los hispanos podrían ser la mitad de los católicos en 2015

Organizaciones como CALL trabajan en la promoción de los líderes hispanos. Su presidenta, Diana Richardson-Vela tiene esperanza en la actual reforma migratoria.

Lima, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 1091 hits

 Un reciente estudio de la Universidad Georgetown en Washington DC, reveló que los hispanos en la Iglesia católica estadounidense alcanzaron ya la cifra del 38 por ciento, seguido por la minoría asiática y de las Islas del Pacífico, con una cifra que se acerca al cinco por ciento.

Estos números se dieron a conocer días atrás por el Centro para la Investigación Aplicada para el Apostolado de dicho centro de estudios, el cual reveló que los estadounidenses "blancos no-hispanos" aún mantienen una mayoría con el 54 por ciento de los bautizados en la fe católica.

El estudio, encargado por el Secretariado de Diversidad Cultural en la Iglesia de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), sacó a la luz otras realidades. Se supo que cerca de 6.700 parroquias son consideradas "multiculturales", la mayoría ubicadas en el sur y oeste del país.

En estas parroquias --unas 5.000 en todo el país, y que exceden el número ideal de hogares por jurisdicción (1.445 ante 1.168 en promedio), se celebra al menos una misa al mes en un idioma que no sea el inglés o el latín.

¿El milagro americano?

El tema de los migrantes no es para seguir evadiéndolo, más aún si los números fluctúan entre nueve y once millones de indocumentados en el país…

Por ello, los congresistas estadounidenses vienen librando sus propias batallas desde ambos bandos políticos. Encabezados por el presidente Barack Obama, los demócratas han querido cumplir con su promesa electoral y presentaron una propuesta de reforma legislativa, aunque obtuvo la férrea oposición de los republicanos.

Pero un milagro a favor de los indocumentados sí podría darse. Esto debido a que algunos líderes republicanos anunciaron que tienen lista “su propia versión” en la Cámara de Representantes, a fin de que sea una alternativa al proyecto de ley aprobado en junio último en el Senado, el cual fue reformulado por los demócratas a principios de octubre, pero que aún lo rechazan.

Un llamado permanente

Tanto la Iglesia católica, como otras organizaciones mantienen una mirada atenta a lo que sucede en el país ante el fenómeno migratorio. Han habido declaraciones y llamados, pero también acciones e iniciativas que contribuyen a aliviar más la carga de los hispanos en los Estados Unidos e insertalos mejor en la sociedad.

Una de estas organizaciones es la Asociación Católica de Líderes Latinos (CALL, por su sigla en inglés), que trabaja con líderes latinos en los Estados Unidos a fin de contribuir en su crecimiento espiritual y profundización de la fe católica.

ZENIT dialogó con Diana Richardson-Vela, presidenta y CEO de la organización con sede en Los Ángeles, acerca del tema actual de los migrantes y la valiosa labor que CALL viene haciendo en medio de ellos.

¿Cómo vienen observando el crecimiento de los católicos hispanos en la Iglesia de los Estados Unidos?

- Diana Richardson-Vela: El último censo en los Estados Unidos nos informa que hay 52 millones de hispanos y esto representa el 16.7% de la población total de EE.UU. De estos hispanos, el 68% de ellos son católicos. Si analizamos el porcentaje de crecimiento de la población hispana en EE.UU. entre el 2000 y el 2012, esto representa un 56% de crecimiento, lo cuál nos indica que en los próximos años habrá una explosión demográfica de la comunidad hispana y se estima que para el 2015 más del 50% de los católicos en EE.UU. serán hispanos.

¿Cuál debe ser la actitud tanto de hispanos como de los americanos para vivir una mayor unidad e integración?

- Diana Richardson-Vela: Los hispanos en EE.UU. están dispuestos a integrarse al país al aceptar hablar inglés, trabajar arduamente, respetar las leyes y al mostrar su confianza en las instituciones. Buscan crear comunidad y esforzarse por mejorar su situación económica personal y de su comunidad. Los americanos deberían eliminar las percepciones erróneas de que la mayoría de los inmigrantes representan una amenaza a la seguridad pública, y examinar las causas de la inmigración buscando soluciones a largo plazo.

¿Por qué es tan importante unir la vida personal y profesional del líder hispano con la fe?

- Diana Richardson-Vela: CALL busca la transformación de sus miembros para vivir su vida de acuerdo al evangelio, buscando crecer en su fe y entender a fondo las razones por las cuáles cree. Al ser hijo de Dios, se entiende que toda la vida va dirigida a servir y dar gloria a Dios, sabiendo que antes de ser hispano, uno es católico y la luz de la fe tiene que iluminar cada decisión y acción de la vida. Al lograr esto, la ética y la defensa de los valores de la fe, la vida, y la familia se logra en todos los ámbitos cambiando así familias, comunidades y la propia nación.

¿Cuáles son los temas que ustedes quieren reforzar en la vida del hispano católico, por ejemplo entre los jóvenes?

- Diana Richardson-Vela: CALL ofrece un programa de formación para sus miembros estudiando en las reuniones de los capítulos locales y en las conferencias anuales los siguientes temas: 1) Familia, 2) Educación, 3) Doctrina social, 4) Apologética y 5) Etica profesional. El objetivo de la formación es ayudar a cada miembro de CALL a integrar plenamente su vida de fe en su día a día. Para los jóvenes, lo mas importante es hacerles ver cómo el sistema educativo americano termina secularizando a los estudiantes, por lo cual el estudio de la fe y la integración de la razón con la fe es de primordial importancia.

¿Qué esperanza tienen en la reforma migratoria del gobierno? ¿Han venido haciendo aportes como CALL, cuál es vuestra posición?

- Diana Richardson-Vela: En el pasado la reforma migratoria a nivel nacional se ha enfocado a castigar a los inmigrantes ilegales sin ofrecer soluciones reales y a largo plazo. Es extraordinario ver que por primera vez en la historia el gobierno americano se percibe comprometido a pasar una reforma migratoria a nivel federal. El fundador y moderador episcopal de CALL, el arzobispo José Gómez, funge como presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos y ha declarado profusamente la postura de la Iglesia en la defensa y protección del inmigrante. CALL ha apoyado en los medios de comunicación y en la transmisión de las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia. Como afirma el arzobispo Gómez, "Se trata de nuestra identidad nacional y destino".

Finalmente, ¿cuáles son los planes de CALL a mediano plazo?

- Diana Richardson-Vela: CALL busca ayudar a los líderes hispanos en EE.UU. a crecer en su fe y entendimiento de las enseñanzas católicas y estar al servicio de los obispos en proyectos de evangelización, específicamente en las áreas de educación, medios de comunicación y legislación. Buscamos crecer y empezar capítulos en varios estados americanos, continuando con la implementación de proyectos de evangelización de nuestros asociados. Los proyectos de evangelización incluyen programas de educación en virtudes, teología del cuerpo, genio femenino, lectura orante de la Biblia y apoyo a seminaristas hispanos.

Para conocer más de CALL (en inglés) aquí