Estados Unidos: los obispos respaldan la decisión sobre inmigración de Obama

Protege a quienes entraron en el país como niños

| 895 hits

WASHINGTON, miércoles 20 junio 2012 (ZENIT.org).- La decisión, la pasada semana, del presidente Barak Obama de aplazar la deportación de jóvenes que entrarían en la propuesta Development, Relief, and Education for Alien Minors, también conocida como DREAM Act fue bienvenida por la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.

“Esta importante acción proveerá protección legal y autorización de empleo a un grupo de inmigrantes vulnerables, que merecen permanecer en nuestro país y aportar sus talentos a nuestras comunidades,” indicó el arzobispo José Gómez de Los Ángeles, presidente de la Comisión de Migración de la Conferencia Episcopal.

“Estos jóvenes son talentosos, energéticos y están dispuestos a continuar su educación para alcanzar todo su potencial. No entraron en nuestro país por su propia voluntad sino que vinieron a Estados Unidos con sus padres como niños, algo que todos nosotros querríamos hacer", dijo.

Al menos 800.000 jóvenes podrían ser objeto de un aplazamiento de su deportación durante dos años, y para obtener un permiso de trabajo

El arzobispo Gómez indicó que la acción del presidente no substituye la aprobación del DREAM Act y exhortó al Congreso a aprobar una reforma migratoria integral y humana.

"Hacemos un llamamiento al presidente a revisar también las políticas de deportación de la Administración y que prosiga más agresivamente las pautas de discreción de la fiscalía para otras poblaciones, una política que fue anunciada el año pasado", añade la declaración.

"Las familias siguen siendo deportadas y separadas, causando sufrimientos innecesarios", concluyó el arzobispo Gómez.