“Estamos ante un déficit de evangelización en nuestros días”

El cardenal Scherer, sobre la decisión del Papa de crear un Consejo para la Nueva Evangelización

| 2166 hits

SÃO PAOLO, viernes 23 de julio de 2010 (ZENIT.org).- El arzobispo de São Paulo, el cardenal Odilo Scherer, considera que hoy se vive un déficit de evangelización; se trata de un tiempo nuevo que requiere un nuevo anuncio del Evangelio.

En un artículo publicado en la revista diocesana O São Paulo, el cardenal comenta la decisión de Benedicto XVI de crear un consejo pontificio para promover específicamente una nueva evangelización en toda la Iglesia.

Es una decisión “verdaderamente muy significativa”, afirma el arzobispo.

Con la creación de ese nuevo organismo vaticano, el Papa “da a entender a todos que éste es un propósito suyo, y deberá ser una actitud de la Iglesia en todo el mundo, para responder a los desafíos lanzados por el actual 'cambio de época en la historia de la humanidad'”.

“No podemos perder esta ocasión, si no queremos que la Buena Nueva del Evangelio quede excluida de la vida del pueblo -de los pueblos- y de la nueva cultura que muchos factores están generando”, afirma el arzobispo.

El cardenal Scherer considera que el nuevo consejo pontificio es especialmente importante para Europa, “donde el catolicismo ha sido históricamente muy importante y ha marcado la vida y la cultura de esos pueblos, pero hoy enfrenta grandes dificultades”.

Según el cardenal, el concepto de “nueva evangelización” no debe ser mal entendido. “No se trata de menospreciar el trabajo evangelizador ya realizado por las generaciones que nos han precedido, a lo largo de los siglos”, explicó.

“Se trata, al contrario de valorar 'de nuevo' aquello que ellos ya hicieron y que, tal vez, dejó de hacerse en muchos lugares”, añade.

Para el purpurado, “estamos claramente ante un déficit de evangelización en nuestros días”.

Por otro lado, prosigue el arzobispo de São Paulo, “tiempos nuevos requieren un nuevo anuncio del Evangelio, nuevas síntesis culturales y el recurso a nuevas metodologías para evangelizar”.

“No podemos considerar la evangelización, donde se ha realizado, un hecho consumado de una vez por todas; en verdad, cada generación necesita ser evangelizada nuevamente y también más de una vez a lo largo de la vida”.

Y ello “tanto más si consideramos que, actualmente, el paso de la fe, de la 'herencia apostólica' y de la vida eclesial ya no sucede de manera automática; hay una ruptura en la corriente de transmisión de la fe”, señala el cardenal.

“¡Qué difícil es, para los padres, la evangelización de los hijos! ¡Y cuántos padres católicos, lamentablemente, ya no consideran suya la misión de evangelizar a sus hijos! -concluye-. ¡Por eso es necesaria una 'nueva evangelización'!”.

 [Por Alexandre Ribeiro, traducción del portugués por Patricia Navas]