'Estamos preparando proyectos con Bergoglio, como un viaje a Israel'

Entrevista al rabino argentino Skorka, en la cumbre interreligiosa internacional en Roma, de la Comunidad de San Egidio

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1432 hits

El rabino porteño, Abraham Skorka, 63 años, participó ayer en la iglesia de San Bartolomeo en la Isla Tiberína, como conferencista en el debate: 'La América Latina del papa Francisco', y aunque parezca superfluo decirlo, recibió grandes aplausos por los varios cientos de personas allí presentes.

El rector del Seminario Rabínico Latinoamericano, rabino de la comunidad Benei Tikvá, amigo desde 1990 de Bergoglio, y autor con él del libro 'Sobre el cielo y la tierra', interrogado por ZENIT, indicó que “estamos enhebrando proyectos con Bergoglio, planeando o soñando por ejemplo un viaje a Israel. Hay diversos temas que tenemos en agenda”.

A pesar de ser papa, indicó el rabino porteño, “es el Bergoglio que siempre conocí, no es una persona que se queda quieta”. Skorka, que además escribió el prólogo de la biografía oficial del papa: 'El Jesuita', escrita por Sergio Rubín y Francesca Ambrogetti, cuando aún era arzobispo de Buenos Aires, indicó que se está alojando en la residencia Santa Marta, en donde “desayuno, almuerzo y ceno con él. Le veo la cara y el ritmo de trabajo que este hombre tiene, es impresionante. A veces se le nota el cansancio en la cara. Él me dice 'estoy fundido' pero es lógico lleva un ritmo impresionante”.

“Veo que es un trabajo a nivel pastoral --prosiguió Skorka-- y que Francisco se está volviendo uno de los líderes que es referente mundial. Lo que hizo sobre la problemática de Siria de rezar por la paz, es signo indudable de un liderazgo comprometido con los profundos valores cristianos que están tan cerca de los valores judíos y que son los mismos porque nacen de la misma matriz”.

Sobre el hecho de que Argentina es un país en donde han sucedido cosas tremendas, como los dos atentados de matriz islámica en 1994 contra la mutual judía AMIA, en el que murieron 85 personas y se registraron casi 300 heridos, y contra la embajada de Israel con 29 muertos y 242 heridos. Y sobre si esa y otras experiencias vividas en el país de Bergoglio puedan ayudarle al papa a encontrar puntos en común con los demás, el rabino indicó: “Nuestro país, es una tierra fértil para el fenómeno de la convivencia armónica entre las comunidades y para el desarrollo de un diálogo profundo”.

El rabino jefe de Argentina añadió: “Cuando fueron los dos atentados, recuerdo que muchos sacerdotes se acercaron y estuvieron realmente al lado de nosotros y nos apuntalaron espiritualmente. Realmente cerca de nosotros”.

Concluyó indicando que “que esa experiencia vivida allí por Bergoglio la está desarrollando aquí, amén de su propia teología, su propia manera de vivir el cristianismo y de su propia experiencia espiritual cristiana”.

Ver más sobre el debate 'La América Latina del papa Francisco'