''Este conflicto es hijo de intereses que se albergan más allá de Siria''

Divina Liturgia bizantina por la paz en Oriente Medio promovida por la diócesis de Roma y la Iglesia grecocatólica melkita

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1079 hits

El viernes 1 de febrero, a las 6 de la tarde, en la basílica de Santa María in Cosmedin (plaza de la Boca de la Verdad 18), en la iglesia católica oficiada en rito oriental bizantino greco-melkita, se celebrará la Divina Liturgia bizantina para pedir por el fin de la violencia en Siria y por la paz en todo Oriente Medio.

La celebración la promueve la diócesis de Roma y la Iglesia grecocatólica melkita. La ceremonia será presidida por el archimandrita Mtanios Haddad, apocrisiario patriarcal de su beatitud Gregorio III, patriarca de la Iglesia grecocatólica melkita, y rector de Santa María in Cosmedin desde 2006.

«Basta con la guerra y con las atrocidades que están devastando nuestra Siria», es la advertencia que ha lanzado por el padre Mtanios Haddad, que añade: «Es necesario dejar las armas e invocar cuanto antes la vía de la reconciliación y del diálogo. Pero para hacer esto es urgente pedir enseguida que corten con las ayudas económicas que están financiando esta guerra».

De hecho, explica el sacerdote melkita «en la lucha contra el pueblo sirio se están utilizando armas y hombres que en su mayoría proceden del extranjero, porque este conflicto es hijo de intereses que se albergan más allá de Siria y hay un verdadero estímulo a alargar al máximo el estado de crisis que sólo está produciendo muerte y destrucción».

La llamada de padre Haddad es por lo tanto a «volver rápidamente a un oposición democrática, centrada en el diálogo y en la confrontación, por los derechos de todos los ciudadanos sirios sin distinción de cultura, etnia o religión».