Este sábado es la visita pastoral de Francisco a Molise

Entrevista al arzobispo Bergantini: 'Cada parte de la visita será como un pedacito de encíclica'

Roma, (Zenit.org) Redacción | 515 hits

El papa Francisco realiza este sábado 5 de julio su visita pastoral a la región italiana de Molise con un programa muy intenso.

Para entender mejor la realidad de Molise, el periodista de ZENIT Salvatore Cernuzio ha realizado una entrevista a monseñor Giancarlo Bregantini, arzobispo de Campobasso-Bojano y autor del Via Crucis del Viernes Santo, del cual transmitimos las ideas principales. 

El arzobispo definió el clima que se vive en su región como de "creciente entusiasmo" y en las últimas semanas ha indicado que se registra "una alegría indescribible". 

Sobre la realidad que el papa Francisco encontrará en Molise, el arzobispo ha indicado que esta región tiene una fuerte religiosidad popular, además de la cordialidad, y la alegría de estar juntos que caracteriza a su gente. También las bellezas naturales de la región y un bajo porcentaje de delincuencia y de polución ambiental. 

 Entretanto tiene que hacer las cuentas con el problema de la desocupación, y una cierta "zona gris", no mafiosa pero "gris", que vuelve a las conciencias un poco flojas y túrbidas. 

Sobre el tema de la visita de este sábado "Dios no se cansa de perdonar", Mons. Bregantini indicó que existe un poco de flojera cuando sus habitantes tienen que valorizar las propias riquezas históricas, artísticas y culturales. Y espera que la visita el Santo Padre sea justamente "una invitación ha hacer emerger esta identidad latente". 

"Somos como hermosas perlas de colores, es necesario crear el hilo que las ponga juntas. La visita del Papa puede darnos ese hilo: más identidad, más unidad y más fuerza", dijo. 

"Los siete encuentros en Molise --prosiguió el arzobispo- están bien conectados: el trabajo, la ciudad, los enfermos, los pobres de la nueva estructura de la Cáritas, los jóvenes detenidos, el saludo de las autoridades de la Región. Cada etapa es como un pedacito de una encíclica". 

Reconoció que "el encuentro más esperado es  con el mundo del trabajo y seguramente el que requiere más empeño". 

"Para esta ocasión --indicó el arzobispo-- hemos invitado también a Sergio Marchione, (administrador de la Fiat ndr), aunque no podrá participar debido a citas tomadas en el exterior, si bien ha quedado  muy contento por el caluroso mensaje de invitación que le hemos enviado". 

"La Fiat tiene una planta en el municipio de Termoli con 3 mil operarios. Su presencia daría ánimo a quien trabaja en este sector. De todos modos el mundo del trabajo en Molise no es solamente la Fiat, hay también varias industrias que están pasando momentos difíciles debido a la crisis, y otras debido a la incorrecta gestión, y otras aún que no logran enfrentar el desafío financiero. Para la industria en Molise el momento realmente es muy delicado", dijo. 

Sobre las heridas que es necesario curar en Molise, Mons. Bregantín señaló la desocupación y la precariedad, un problema indicó, que afecta a todo el mundo. 

Si bien consideró que "la presencia del Papa acentuará los aspectos positivos y dará vigor, por ejemplo al mundo rural, invitando a un uso inteligente de los recursos, a los precios equitativos, y al amor por la tierra". 

Otra etapa importante, consideró, será el encuentro en la Universidad de Campobasso, en donde estará con empresarios y trabajadores, "o sea la unión entre el mundo del trabajo y el de la formación, un sueño que es necesario realizar".

Sobre la excomunión que el papa Francisco le indicó a los mafiosos en su visita a Calabria, Mons. Bregantini calificó a sus palabras "de gran coraje", si bien espera que Calabria sea recordada por todas las cosas positivas y no solamente por esta excomunión.