Estrategia de la Ortodoxia rusa en la lucha contra sectas totalitarias

Conferencia Internacional sobre grupos destructivos en la ex Unión Soviética

| 508 hits

SOBORNOST, 3 mayo 2001 (ZENIT.org).- La Iglesia ortodoxa rusa ha organizado una conferencia internacional sobre sectas totalitarias para llamar la atención sobre un fenómeno que avanza inexorablemente en los territorios de la antigua Unión Soviética.



El congreso, que llevaba por título «Sectas totalitarias--Desafío del siglo 21», se celebró entre el 23 y el 25 de abril en el Centro Educativo Ortodoxo de San Nicolás en la ciudad de Nizhny Novgorod, al noroeste de la Federación Rusa.

Uno de los grupos que más interés y preocupación suscitó entre conferenciantes y asistentes del congreso es el de la así llamada Iglesia de la Cienciología.

El primer subdirector del Departamento de Relaciones Públicas del municipio de Nizhny Novgorod, Igor Simonov, dio la bienvenida a los asistentes, en nombre del alcalde de la ciudad, Yury Isakovich Lebedev.

Además de a los participantes ortodoxos, saludó al presidente de la Junta Eclesiástica de los Musulmanes de la ciudad y provincia de Nizhny Novgorod, el mufti Umar-khazrat Idrisov, y el presidente de la comunidad religiosa judía de la provincia, Eduard Mikhailovich Chaprak.

A la conferencia asistieron, además de varios representantes católicos y protestantes.

Entre los participantes, hubo estudiosos y dirigentes religiosos de Alemania, Francia, Chipre, Dinamarca y China. Entre los extranjeros, hay que destacar la presencia del presidente de la Comisión Interministerial de Lucha contra las Sectas del primer ministro de la República Francesa, Alain Viven, y el escritor estadounidense Gerald Armstrong, que fue documentalista personal de Ronald Hubbard y luego rompió con Cienciología. Ha publicado abundante documentación sobre las actividades ocultas de esta organización.

Entre los participantes rusos a la conferencia, estuvieron el publicista Andrei Kuraev y el profesor Alexander Dvorkin.

La conferencia adoptó un «Documento Conclusivo», una «Determinación especial», relacionada con el movimiento carismático pentecostal, con una declaración negativa sobre el mismo, así como una segunda «Determinación especial», dedicada al trabajo evangelizador de los ortodoxos en ámbito diocesano.

En el documento conclusivo, los participantes expresaron preocupación por el hecho de que las «sectas totalitarias» (cultos destructivos) «están intentando activamente de penetrar e invadir las agencias de educación, los servicios de salud, la administración gubernamental, la industria y el
comercio. Para hacerlo, a menudo se cambian el nombre y se camuflan, recurriendo al anonimato confesional y a los seudónimos, y con frecuencia actúan bajo la cobertura de organizaciones falsas ["tapaderas"], que se crean pero no se hacen públicos sus lazos con la secta».

También lanzaron una iniciativa «para introducir enmiendas y adiciones a la legislación de la Federación Rusa, o adoptar una nueva acción legislativa, con objeto de introducir un control estricto, limitaciones, o la prohibición completa de la actividad de las sectas totalitarias (cultos destructivos) y grupos que caen bajo esta definición. Para hacerlo, sería posible usar la experiencia legislativa de país europeos como Francia, Bélgica, Alemania y Austria».

Los autores del documento subrayaron especialmente que «hablando de sectas totalitarias (cultos destructivos), no pensamos en los nuevos movimientos religiosos sino que estamos hablando de grupos cuya ideología y práctica son peligrosos para el individuo y para la sociedad».

Los participantes publicaron, en un apéndice al documento, una lista de los grupos más peligrosos. Incluyendo de modo especial a la Iglesia de la Cienciología y otras organizaciones fundadas por Ronald Hubbard (centros de Dianética, Narconon, Criminon y similares), Testigos de Jehová, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (Mormones), Iglesia de la Unificación y otras organizaciones de los seguidores de Moon (Federación de Familias para
la Paz en todo el Mundo, etc.), Sociedad de la Conciencia de Krishna y otras misiones neo-krishnas en Occidente, Nueva Acrópolis, Sinton de Koslov, Iglesia del Ultimo Testamento (secta Vissarion), Culto de Porfiry Ivanov, Reiki, y muchos otros grupos y organizaciones destructivas.

Durante los tres días de la conferencia, los asistentes tuvieron que soportar piquetes de manifestantes ante el Centro Educativo Ortodoxo, dirigidos por un grupo de adeptos de Cienciología de Moscú, liderados por la secretaria de comunicaciones públicas del Departamento de Cuestiones Oficiales del Centro Humanitario Hubbard, Yuliia Azbenova.

En las proximidades del centro, los piquetes llevaron a cabo una pantomima, colgando a una persona de un árbol con la palabra «cienciólogo», escrita en el pecho para simbolizar, dicen, la persecución a su organización. Los adeptos a Cienciología que asistieron a la reunión interrumpieron a los conferenciantes en al menos diez ocasiones.