Ética y empresa: iniciativas recientes

El creciente interés sobre los efectos de la globalización ha obligado a las empresas a prestar más atención a las consecuencias éticas de sus actividades. Una conducta que suscite dudas en este campo puede traducirse no sólo en mala publicidad y pérdida de ventas, sino también en un aumento de la inversión de fondos en firmas aceptables éticamente.

| 438 hits

Hace una semana, el "Telegraph" (13 enero), anunciaba que dos de las


mayores organizaciones humanitarias, "Oxfam" y "Christian Aid", están
cambiando su fondo de pensiones conjunto para invertirlo según principios
éticos.

Martin Tyler, director de finanzas de "Christian Aid", dijo: la
organización "está tratando de gestionar nuestro fondo de pensiones de
manera socialmente responsable y aproximar esta gestión a nuestros
criterios éticos, mientras se establece una norma sobre pensiones".

La organización humanitaria indica que su nuevo fondo de pensiones
"socialmente responsable" no invertirá en empresas cuya actividad repercuta
negativamente sobre la sociedad o el ambiente si éstas no demuestran empeño
por mejorar en este campo. El fondo empezará con una inversión de 50
millones de libras. Según "Ethical Investment Research Service" (Eiris), la
cifra actualmente invertida en fondos éticos es de 3.300 millones de
libras, cuando en diciembre de 1999 era de 2.600 millones de libras. Ha
habido un incremento de casi el 27%, en comparación con la tasa de aumento
general que estaba en el 10% el año pasado.

Y, como indicaba el "Telegraph", inversión ética no significa
necesariamente esperar un bajo rendimiento. De hecho, en cinco años, la
media de bonos fiduciarios éticos se ha comportado mejor que la media de
los bonos fiduciarios en general. Una inversión de mil libras en el primero
de los casos, en cinco años, puede haberse convertido en 1.889 libras, un
14% más que la media general.

En el amplio concepto de inversión ética, existe una variedad de opciones.
Quienes gestionan el fondo pueden excluir invertir en compañías implicadas
en actividades como la venta de armas o de tabaco. O se les pueden dar
instrucciones para invertir sólo en firmas que reúnan determinados
criterios positivos. Otro modo de inversión es buscar áreas de mejoramiento
de las políticas éticas, sociales y ambientales de las empresas en las que
se ha invertido el fondo de pensiones y animarlas a hacer cambios.

Según explicaba un artículo publicado en el sitio "The Street.com" (14
diciembre) hay también muchos tipos de fondos religiosos que invierten de
acuerdo a principios morales. Según la base de datos del "Morningstar",
existen al menos 22 fondos de este tipo creados en los últimos diez años.

A ellos se añade el "Azzad Dow Jones Ethical Market Fund", lanzado en
octubre pasado. Este fondo, junto con "Amana Funds", invierte según los
principios islámicos, lo que exige que los inversores compartan los
beneficios y las pérdidas, reciban un interés que no suponga usura, y no
inviertan en compañías implicadas en actividades incompatibles con los
principios islámicos, tales como pornografía, juego, procesamiento de carne
de cerdo y bancos basados en el interés o instituciones financieras. "Amana
Funds", lanzó su primer fondo en 1986 y fue durante un tiempo la única
mutualidad estadounidense que gestionaba el dinero según principios islámicos.

La cifra invertida en fondos mutuos islámicos en Estados Unidos ha sido
limitada. Los dos fondos de Amana ascienden a sólo 50 millones de dólares
en activos. Pero Valpey, el directivo que gestiona el fondo de Azzad,
espera disponer de activos por valor de 100 millones de dólares en los
próximos doce meses.

Para los católicos, una opción es el "Aquinas Fund", que invierte solamente
en empresas que promueven los valores católicos. Además el fondo invierte
en acciones, intentando conseguir que las empresas cambien sus políticas de
acuerdo con la doctrina católica. El presidente del "Aquinas Fund", Frank
Rauscher, indica que sus áreas de interés incluyen temas como el aborto, la
contracepción, la discriminación racial y de género, las armas militares de
destrucción masiva y la vivienda asequible. Rauscher cita el ejemplo de
"Whirlpool", la cual dejó de hacer donaciones a "Planned Parenthood" a
causa de las presiones del fondo.

Según "Business Week" (14 agosto), el número de productos de inversión
estadounidenses diseñados con principios éticos se ha más que triplicado,
entre 1995 y 1999, y los fondos de este sector aumentaron de 12.000
millones de dólares a 174.000 millones de dólares.

Las compañías anuncian orientaciones éticas

Recientemente unas cuantas empresas mineras y petroleras, a raíz de una
serie de protestas de grupos de derechos humanos y ecologistas, proclamaron
su apoyo a una iniciativa encaminada a reducir las violaciones de los
derechos humanos en sus instalaciones en países en vías de desarrollo.
Según el "Financial Times" (21 diciembre), siete empresas líderes del
sector, en Estados Unidos y Gran Bretaña, (Chevron, Texaco, Conoco, BP
Amoco, Shell, Rio Tinto, Freeport MacMoran Enron), se ajustarán de manera
voluntaria a una serie de principios con el objetivo de evitar los abusos
de las fuerzas de seguridad públicas o privadas que protegen las
operaciones de cada una de estas empresas.

En el pasado, las compañías mineras y petroleras han sido objeto de duras
críticas por parte de los grupos de derechos humanos por las muertes de las
que son responsables sus fuerzas de seguridad en países como Nigeria y
Colombia. La iniciativa fue lanzada en 1999 por el Departamento de Estado
de Estados Unidos y el Ministerio de Asuntos Exteriores británico. Es la
primera vez que los grupos de derechos humanos, gobiernos y empresas han
trabajado juntos para diseñar principios de conducta ética corporativos.

Otra iniciativa de interés por los temas sociales procedente del mundo de
los negocios ha sido el anuncio de la fabricante finlandesa de teléfonos
móviles, Nokia, de un proyecto para ayudar a los niños con dificultades de
aprendizaje.

Según el "Financial Times" (19 diciembre) la empresa comparte el patrocinio
del proyecto, a nivel mundial, con la "International Youth Foundation",
para proporcionar material de enseñanza y ofrecer voluntarios de su propia
fuerza laboral.

La campaña se está llevando a cabo en Sudáfrica, China, México, Brasil,
Alemania y el Reino Unido. El gasto previsto de Nokia en la campaña es de
11 millones de dólares durante los próximos tres años, y afirma que podría
beneficiar a más de un millón de niños y jóvenes.

Etica y negocio

Un editorial del "Financial Times" (7 noviembre) indicaba que uno de los
efectos de la globalización y la era de Internet es el de que, aunque las
empresas multinacionales son la norma, sus operaciones están sujetas cada
vez más a vigilancia. No pueden escapar a la atención de los grupos de
presión que tratan de imponer niveles de moralidad en sus actividades.

Sin embargo, el editorial citaba a Mark Malloch Brown, administrador del
Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, que argumenta que los grandes
negocios, la sociedad civil y las agencias de desarrollo tienen un interés
común. En parte porque "las comunidades pobres producen pobres mercados y
pobres trabajadores" y, en parte, debido al deseo de un "responsable y buen
gobierno" en los países en vías de desarrollo.

En esta misma línea, el éxito del desarrollo económico está íntimamente
relacionado con la aplicación de la ley y la fuerza de las instituciones
que constituyen una sociedad democrática sana. Y los inversores también
necesitan asegurar que éstas están actuando en ambiente político seguro.

Sin embargo, el "Financial Times" indicaba que muchos grupos de presión y
agencias de ayuda humanitaria implicados en el desarrollo tienen serias
dudas sobre los beneficios de la globalización y el papel de las
multinacionales. Mientras tanto, muchas empresas tienen todavía que
convencerse de que pueden o en verdad necesitan cooperar con tales socios.
___________________________________________
Contenido provisto por SEMANA INTERNACIONAL
(c) Innovative Media, Inc.