Europa contra la clonación: Satisfacción en el Movimiento por la Vida

Entrevista con Carlo Casino, presidente del Movimiento por la Vida italiano

| 907 hits

Roma, 8 sep (ZENIT.org).- .- Carlo Casini, conocido jurista, presidente del Movimiento por la Vida italiano, ha comentado con satisfacción la decisión del Parlamento Europeo de aprobar la resolución PPE-Verdes respecto a la clonación.



«Estoy satisfecho --ha declarado Casini a Zenit-- porque ha sido confirmada una línea que afortunadamente el Parlamento Europeo había ya expresado otras veces, es decir una atención especial a la humanidad del embrión. El Parlamento Europeo no llegó a afirmar el derecho a la vida desde la concepción hasta una resolución de 1989, pero las consecuencias de aquella discusión se están viendo todavía hoy».

«Estoy especialmente satisfecho también porque la resolución aprobada junto a la petición de una prohibición de la clonación de todo tipo, se ocupa también de la fecundación artificial, afirmando una cosa muy importante para nosotros italianos, que estamos debatiendo sobre la ley sobre la fecundación artificial, es decir que no se deben producir embriones que puedan sobrar». Este es

«Este es un punto muy importante --aclara-- porque el ministro actual de Salud en Italia ha levantado la cuestión, como argumento principal a favor de la clonación, preguntando "¿Pero qué hacemos con los embriones sobrantes, los tiramos?". El Parlamento Europeo dice por el contrario: "No se deben producir". En Italia la Cámara ha aprobado ya una ley sobre la fecundación artificial que ahora está en discusión en el Senado en la que se prohibe la clonación humana de todo tipo, y se prohibe la producción supernumeraria de embriones. Por tanto, hay un impulso ulterior del Parlamento Europeo a favor de reemprender la discusión de la ley en esta dirección».

--¿Qué tipo de influencia tendrá la resolución en Italia y en Gran Bretaña?

--La resolución de Estrasburgo es una recomendación, por tanto no presupone un vínculo jurídico --no es una directiva--, pero nosotros, que nos llenamos siempre la boca con Europa, deberemos acoger esta invitación. En cuanto a Gran Bretaña, lamentablemente está muy ligada a Estados Unidos en una visión economicista-utilitarista de los problemas y es también la menos europeísta de la Unión, por tanto será la menos sensible. Pero, de todas maneras, debería tener en cuenta la resolución.

--¿Cuáles son los antecedentes del voto?

--Todos los partidos que forman parte del Partido Popular Europeo (PPE) habían suscrito un texto todavía más fuerte del aprobado. Luego hubo un intento de hacer un texto único con todos los demás partidos. No se logró alcanzar el acuerdo ni con los socialistas ni con los liberales, mientras que se ha logrado con los Verdes, que han pedido una suavización del texto, sobre todo en la parte que se refiere a las garantías para la vida del concebido. Algunas expresiones se han suavizado. En el conjunto, queda la validez del documento que ha pasado gracias a un voto transversal. Ha sido votado también por ambientes de la izquierda alemanes, con la defección de algún conservador británico.