Europa pide a un comité de expertos su parecer sobre la clonación humana

El presidente de la Comisión, Romano Prodi, propone una posición unificada

| 334 hits

BRUSELAS, 5 sep (ZENIT.org).- «Hace falta encontrar el justo equilibrio entre el rigor ético fundado sobre el rechazo a explotar el cuerpo humano con fines comerciales y la obligación de responder a las necesidades terapéuticas». Con estas palabras el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, interviene en el debate sobre la clonación de embriones que, en los últimos días, ha suscitado numerosas y variadas tomas de posición en diversos países de la Unión Europea.



Tras el vía libre del primer ministro británico Tony Blair a la clonación con fines terapéuticos (posición no compartida por gran parte de los demás países europeos) y la análoga decisión del Gobierno de Estados Unidos, el número uno de Bruselas se pronuncia. El objetivo es que el ejecutivo europeo desempeñe un papel de estímulo para entablar un «debate abierto» que pueda llegar a un punto de encuentro entre puntos de vista diversos.

«La Comisión --afirma Prodi-- no pretende legislar ni armonizar en este sector pero quiere contribuir en el debate a través del quinto programa marco de investigación, que está inspirado en principios éticos rigurosos y en la aportación del Grupo europeo de ética que pretendo reforzar».

«Las técnicas para la clonación con fines terapéuticos --subraya el presidente de la Comisión Europea-- ponen de manifiesto cuestiones éticas de importancia primordial. Pero, ¿se puede permanecer indiferentes a investigaciones que representan la esperanza de poder curar enfermedades hoy incurables? Sobre este interrogante se ha desencadenado una confrontación en la que se expresan, dentro de la Comunidad, sensibilidades diversas. Debemos respetar esta diversidad y la Comisión puede facilitar un debate abierto que permita compactar a los europeos en torno a valores comunes».

Romano Prodi, político que procede de la antigua Democracia Cristiana Italiana, no se ha pronunciado explícitamente. El Partido Popular Italiano, sin embargo, que le lanzó a la escena política, ya se ha pronunciado claramente contra el abuso de embriones humanos constituido por la clonación, independientemente de los fines que con ello se persigan.

Prodi añade que espera con «gran interés» la opinión que emitirá el 15 de noviembre el Grupo europeo de ética, ciencias y nuevas tecnologías, que agrupa a algunos autorizados expertos de los países miembros, un organismo al que en el futuro, opina Prodi, se le debería facilitar el desempeño de un papel más amplio.