Eutanasia y adopción de niños por homosexuales hieren la dignidad humana

Afirman los secretarios de los episcopados europeos tras su reunión anual 

| 2830 hits

LVIV, martes 14 de julio de 2009 (ZENIT.org).- "En Europa se están difundiendo algunos fenómenos que hieren la dignidad de la persona humana", señalaron los secretarios generales de las 36 conferencias episcopales europeas tras su reunión anual celebrada en Lviv, Ucrania, del 9 al 13 de julio. 

Los secretarios de los episcopados europeos analizaron el caso de Eluana Englaro, la mujer fallecida el pasado mes de febrero tras serle retirada su sonda alimenticia en una clínica italiana. 

Su situación provocó una gran discusión social e incluso el debate, en el Senado de Italia, de un proyecto de ley para prohibir la suspensión de la nutrición e hidratación que mantenía a la joven con vida. 

La reunión también analizó la negativa, de las agencias inglesas católicas de adopción, a gestionar los procesos de adopción de niños para las parejas homosexuales, que les ha obligado a cerrar. 

Estos fenómenos "preocupan a la Iglesia por el modelo antropológico que implican, bastante alejado de la cultura de la vida y del modelo natural de la familia", concluyeron los secretarios de las conferencias episcopales, según informó Radio Vaticano. 

Las jornadas empezaron con una presentación de la Iglesia católica en Ucrania, a cargo de Su Beatitud el cardenal Lubomyr Husar, arzobispo mayor de Kiev, y de las relaciones entre el Estado y la Iglesia ortodoxa, a cargo del nuncio apostólico, monseñor Ivan Jurkovich. 

En Ucrania, la colegialidad episcopal viene expresada a través de dos instituciones: la conferencia episcopal de Ucrania (de los obispos de rito latino) y el Sínodo de los Obispos greco-católicos de Ucrania (de la jerarquía de rito bizantino). 

Seguidamente, el secretario general de la conferencia episcopal alemana, el padre Hans Langendörfer, presentó la encíclica "Caritas in veritate". 

Entre las prioridades del documento, destacó "la centralidad de la persona, la dimensión social de la economía, y la globalización y la interdependencia de los lugares con más poder y competencias". 

"La orientación central debe ser la búsqueda del bien común y el desarrollo integral de la persona humana --destacó--. La economía y el mercado necesitan la ética para su correcto funcionamiento". 

También destacó la defensa del Papa de un Estado más abierto a la participación de la sociedad civil. 

En su reunión, los secretarios repasaron también otros temas, entre ellos la relación entre la Iglesia y los medios de comunicación, la vida y la misión del sacerdote, y la próxima Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Madrid en 2011. 

El próximo encuentro de los secretarios generales de las conferencias episcopales de Europa se celebrará en Roma del 10 al 13 de junio de 2010.