Evangelizar exige recurrir a los medios de comunicación, asegura Benedicto XVI

En su discurso a la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe

| 1306 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 14 mayo 2007 (ZENIT.org).- Al presentar una «nueva etapa» misionera a la Iglesia en América Latina, Benedicto XVI aseguró que ésta no debe limitarse a homilías o conferencias, sino que tiene que recurrir a los modernos medios de comunicación.



Este fue el llamamiento que lanzó el domingo en el discurso de la primera sesión de la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, que pronunció en el salón de actos del Santuario de Nuestra Señor Aparecida ante los 266 participantes, en su mayoría obispos y cardenales.

En la obra de evangelización a la que convocó a la Iglesia en el continente de la esperanza, el Papa reconoció que «no hay que limitarse sólo a las homilías, conferencias, cursos de Biblia o teología, sino que se ha de recurrir también a los medios de comunicación».

En concreto, mencionó «prensa, radio y televisión, sitios de internet, foros y tantos otros sistemas para comunicar eficazmente el mensaje de Cristo a un gran número de personas».

Leticia Soberón, oficial del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales y coordinadora general de la Red Informática de la Iglesia en América Latina considera que «el Santo Padre ha puesto el acento en un tema crucial de nuestros días: los nuevos lenguajes y los espacios inevitables para la misión».

«Es providencial que la Iglesia de América Latina cuente ahora con más medios que nunca para dialogar con el mundo, ofrecer su mensaje y crear espacios de encuentro y comunión: edita innumerables periódicos y revistas, está presente a nivel popular con una red de radios católicas y educativas muy articulada y capilar; se crean cada vez más emisoras de televisión y una creciente cantidad de páginas web católicas», añade Leticia Soberón en declaraciones a Zenit.

«Por su parte, la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL), con más de 15 años de historia, ha servido y está sirviendo eficazmente como eje comunicativo en las Conferencias Episcopales y diócesis, muy especialmente para la participación y difusión de este evento eclesial latinoamericano. También está presente en la propia Asamblea como apoyo a la comunicación», informa.

«Todo este entramado se ofrece a los obispos como una especie de caja de resonancia para el más hermoso de los mensajes, y a la vez como pedagogía para usar otros lenguajes en la comunicación del Evangelio», añade.

Según Soberón, «el Papa Benedicto XVI señala que “no hay que limitarse a las homilías”, pues sabe que los niños y jóvenes ya piensan y elaboran sus decisiones no con base en un discurso oral, sino sobre todo en otros lenguajes que incluyen música e imagen».

«Están influenciados por un clima mediático muy denso en el que la voz de Cristo ha de oírse clara y diáfana, en los espacios donde ellos participan y en las categorías que ellos entienden», subraya.

«Este es un gran desafío para la Iglesia de nuestro tiempo, pero como digo, hace años que se viene preparando y abriendo esos espacios. El Papa ha sido muy claro y corresponde a todos ser dóciles a su indicación», concluye.