Evo Morales: "quiero visitarte en Roma". El papa le respondió: "por supuesto"

Entrevista al embajador de Bolivia ante la Santa Sede: "El encuentro del presidente con Francisco podrá marcar un cambio. Las condiciones para un diálogo son muy favorables.

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1205 hits

El presidente Evo Morales indicó personalmente que el 6 de septiembre viajará a Roma para encontrar al santo padre Franciso en una audiencia que según el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Oscar Aparicio, ya fue confirmada por el Vaticano.

Sobre el encuentro que tendrán en Roma y algunos entretelones del mismo, ZENIT habló con el embajador de Bolivia ante la Santa Sede, Carlos De la Riva, quien consideró que el hecho de ser ambos latinoamericanos, de hablar el mismo idioma, así como la sensibilidad del papa Francisco hacia los pobres podrán ser un punto de cambio fundamental en las relaciones difíciles que existieron entre el mandatario y la Iglesia en Bolivia. Quedan puntos controvertidos y dificultades, pero la situación es propicia.

El embajador añadió que ya solicitó una respuesta a la Cancillería de su país sobre el apoyo que habría recibido la creación de una Iglesia nacional por personas relacionadas con el Gobierno.

A continuación les proponemos la entrevista.

Señor embajador, sabemos que ya han confirmado la venida del presidente Morales a la audiencia que le concedió el papa Francisco. ¿Cree que esto ayudará a mejorar las tensas relaciones que existieron entre gobierno e Iglesia en su país?

--De la Riva. Pienso que sí, es uno de los temas que serán abordados en el encuentro. La actitud del presidente con su venida a Roma es mostrar que él está cercano, pero que hay problemas de los que es necesario hablar, y pienso que habrá condiciones de diálogo muy favorable, partiendo del idioma. Dirán lo que piensan y sienten.

Sabemos también que el presidente Morales se ha dicho impresionado por las palabras del papa Francisco...

--De la Riva. Se solamente lo que ha dicho la prensa sobre el tema, o sea que el presidente boliviano está muy impresionado no solamente por las cosas que dice el papa sino, también por la persona del santo padre. Y nuestro presidente entiende que la manera de ser cristiano es el servicio a los demás, en particular a los pobres y esto le emociona mucho. Y el papa Francisco de una manera muy clara, directa y comprensible dice que el servicio a los demás es el modo de concretizar la fe cristiana.

Indican desde Bolivia que el gobierno estaría involucrado de alguna manera con la creación de una Iglesia nacional, la Iglesia Católica Apostólica Renovada del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia. ¿Cómo superar esta dificultad?

--De la Riva: Yo he realizado una investigación sobre este tema y mi respuesta es que no hay indicios de que el Gobierno esté detrás de esta Iglesia. Pero también debo decirle que después de dicha investigación con gente responsable, el obispo de Oruro, monseñor, Cristóbal Bialasik, dijo públicamente que detrás estaba en gobierno. En esta situación estamos. En su debido momento estoy seguro que la Cancillería de Bolivia se expresará sobre el tema.

El presidente Morales propone los cultos ancestrales, definido por algunos de panteísmo y de otro está su convicción de ser católico. ¿Cómo conciliar dichos elementos?

--De la Riva: De hecho en varias ocasiones el presidente Morales ha afirmado que él es católico. Con esas celebraciones que ha hecho en Tiwanaku, etc. yo poenso que lo que en realidad él está queriendo es valorizar, retomar el tema cultural profundo que está en Bolivia, que siempre fue marginado y apagado. Pero claro es una situación controvertida.

Cómo surgió este pedido de entrevista?

--De la Riva. El presidente Morales solicitó a Cancillería una audiencia con el papa y el señor canciller me llamó para tramitarla aquí. De hecho el papa Francisco a mi me habló bien del presidente Morales y pienso que esto posiblemente le alentó a pedir una audiencia. Y después en Río, al finalizar la JMJ, cuando el presidente Morales saludó al papa Francisco hablaron del tema: el presidente le dijo “Francisco ya lo he pedido, quiero ir a visitarle” y el papa le dijo “por supuesto”.