Excomunión de colaboradores en el aborto de una niña; aclaración del arzobispo de Sevilla

| 719 hits

SEVILLA, 27 febrero 2003 (ZENIT.org).- Monseñor Carlos Amigo, arzobispo de Sevilla, aclaró este jueves que es importante comprender la doctrina de la Iglesia sobre la excomunión a la hora de analizar el caso de la niña nicaragüense de 9 años que abortó tras haber sido violada.



Respecto a la excomunión que decretaron los obispos del país contra los padres y todos los que cooperaron en el aborto, el prelado aclaró que «no es que se haya declarado que han incurrido en excomunión, sino que al haber abortado, quedan ipso facto excomulgados».

Sin embargo, monseñor Amigo especificó que «aunque esto es la ley, la máxima ley de la Iglesia es la misericordia. La cantidad de atenuantes, de circunstancias que tiene este caso, hay que tenerlos en cuenta».

Añadió que «en este caso, más que por culpabilidad de las personas, quizás se deba a la ignorancia», pero subrayó que «el valor de la persona es intocable».

Respecto a la campaña que ha comenzado en España una página web feminista en la que se recogen firmas de personas que también quieren ser excomulgadas por apoyar a la niña nicaragüense, monseñor Amigo explicó que «no incurre en pena quien no ha cometido delito, de la misma forma que uno no puede pedir que le metan en la cárcel si no ha infringido la ley».

El arzobispo de Sevilla hizo estas declaraciones en una rueda de prensa con motivo de la presentación del Congreso Nacional de Misiones.