Exorcistas para luchar contra la violencia en México

La Iglesia denuncia la influencia del satanismo en las bandas de “narcos”

| 2873 hits

CIUDAD DE MÉXICO, viernes 7 de enero de 2011 (ZENIT.orgEl Observador).- La capacitación de exorcistas por parte de la Iglesia católica, podría ser una de las contribuciones para enfrentar el clima de violencia generalizada generado por las bandas de narcotraficantes que pelean por el territorio en diversas partes del país y que, en muchas ocasiones, están sometidos a influencias decididamente satánicas.

Así lo ha expresado en recientes declaraciones a los medios de comunicación el sacerdote Pedro Mendoza Pantoja, quien es el coordinador de los exorcistas que realizan su ministerio en el vasto territorio de la arquidiócesis primada de la Ciudad de México. 

La idea es que la Iglesia católica pueda contrarrestar la ola de inseguridad que se cobró 12.000 víctimas el año pasado de 2010 y que, en cuatro años, alcanza ya las 30.000 personas asesinadas, la mayor parte de ellas como “ajustes de cuentas” entre bandas criminales.

El padre Mendoza Pantoja fue enfático al señalar que “una de las formas de combatir la violencia en México es promoviendo la fe; hablando mucho más de Dios y mucho menos del diablo”. 

En muchas detenciones e investigaciones sobre los grupos armados y las bandas de narcotraficantes han mostrado influencias diabólicas entre sus miembros, así como mutilaciones, decapitaciones y asesinatos “rituales” a personas de la sociedad, a enemigos de otras bandas y a autoridades policiacas.

Otra de las formas de contrarrestar la violencia en México –según el padre Pedro Mendoza Pantoja—es “creando grupos de oración, para salvar a las personas que han sido influenciadas por el mal y que, en ocasiones, puede ser en contra de su voluntad el que se vean obligadas a cometer actos violentos”. 

Para el sacerdote arquidiocesano “la violencia facilita al demonio influir en las personas, por lo que tiene que frenar su acción específica”.

La arquidiócesis primada ha visto aumentar la actividad de los sacerdotes exorcistas y está buscando que exista un sacerdote encargado de los exorcismos en los principales templos de la Ciudad de México.

“Satanás tiene muchas formas de influir en las personas y (esa influencia) se facilita más a quienes recurren a la brujería, el ocultismo y los ritos espiritistas”, agregó Mendoza Pantoja, quien dijo que “hay gente que se aleja de Dios y busca lo mágico, la salida fácil a los problemas”.