Facebook y Twitter se enriquecerían de la experiencia de Jesús

Rafaelle Barbeiro en el Master en Comunicación del Regina Apostolorum

| 1518 hits

Por Maria Emília Marega

ROMA, lunes 23 abril 2012 (ZENIT.org).- “Jesucristo hacía comunicación point- to- multipoint”. Fue la primera manifestación de comunicación de masas, afirmó Rafaelle Barberio en el aula inaugural del Master en Comunicación y Nuevos Medios del Ateneo Pontifício Regina Apostolorum en Roma, Italia.

Rafaelle Barberio es sociólogo, periodista y fundador de la revista electrónica Key 4 Biz (http://www.key4biz.it/), especializada en telecomunicación, medios, internet y juegos, proyecto editorial de Pegaso Uno –Cooperativa Social- ONG.

El periodista hizo una lectura sobre el papel de la comunicación en la historia mostrando que la preocupación en dejar huella siempre existió y la llamada cultura de red, internet, es también una “cuestión” de cultura y no sólo de ingeniería, que nació como instrumento militar.

“Cuando Jesús encontraba a los interlocutores de la época, estaba haciendo comunicación point- to- multipoint”. Fue la primera manifestación de comunicación de masas, donde el límite era el alcance de la voz que llegaba apenas a un cierto punto, afirmó Barberio.

En respuesta a ZENIT, Barberio explicó que, considerando la experiencia de Jesús en la Jerusalén de la época, la primera cosa que viene en mente es la capacidad de comunicar a personas no acostumbradas a un contacto directo y a una secuencia de circunstancias, o sea, podemos reconstruir un fenómeno de comunicación, por primera vez, de masas. Con una relación directa con el público y al mismo tiempo, una secuencia de ciscunstancias como si fueran varios compromisos. Todo eso, desarrolló una relación entre Jesús y la Jerusalén de la época. Una relación en la que también Jerusalén esperaba estas intervenciones.

“Lo viejo y lo nuevo no son siempre indistintos”, la idea de hacer llegar la comunicación hasta las personas de manera veloz siempre existió –añadió--. “Internet se convierte en una comunicación más accesible, más justa, a bajo costo”.

Barberio recordó que siendo un medio democrático, podemos encontrar de todo. No existe un “medio de defensa”, por eso, es necesario “conocimiento y espíritu crítico” y no simplemente “vetas las cosas”.

Al final de la clase, Barberio respondió a una pregunta de ZENIT.

Usted habló de que Jesús fue el primer “comunicados de masas”. Hoy ¿utilizaría Facebook, Twitter y otros medios para comunicar?

--Barberio: ¿Si Jesús estuviera en nuestro tiempo, sería un usuario de Facebook? Puede hasta ser un poco excesivo pero aseguro que si Jesús estuviera en nuestro tiempo, Facebook y Twitter hablarían de Jesús.
Facebook y Twitter se enriquecerían de una experiencia tan desconcertante como la de la Jerusalén de hace dos mil años, pues sería objeto de la atención de la opinión pública. La diferencia que existe entre la Jerusalén de hace dos mil años y el ambiente de la comunicación electrónica de hoy, en el mundo en el que vivimos, en mi opinión, sería que la participación del gran público y los comentarios habrían sido diferentes. El foco de las actividades de Jesús y el contacto entre Jesús y la Jerusalén de aquella época sería la propia atracción por parte del gran público.