Fallece el fundador de los Misioneros de la Natividad de María

| 3371 hits

MÉXICO, jueves, 28 julio 2005 (ZENIT.org-El Observador).- A los 101 años, el pasado 26 de julio falleció el padre Vicente Echarri Gil, fundador de los Misioneros de la Natividad de María, según ha informado en un comunicado de prensa la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Mexicana.



El padre Echarri acababa de cumplir sus 75 años sacerdotales y el próximo 3 de octubre habría cumplido 102 años de vida.

«Hasta el final de sus días siguió siendo un Misionero incansable, ofreciendo la ayuda espiritual y el Sacramento del perdón a todas las personas que encontraron en el un amigo y un padre», afirma la nota de prensa.

Nació en Artavia (Navarra) España, el 3 de octubre de 1903, hijo de José María, natural de Artavia y de Juana, natural de San Martín de Amiscoa. Fueron cinco los hijos del matrimonio: Amancio, Tarsila, Teófilo, Vicente y Milagros.

Fue bautizado en la Parroquia de San Esteban Protomártir de Artavia. Ingresó al Seminario de Pamplona aproximadamente a los doce años. Fue ordenado de sacerdote el 14 de junio de 1930 en Pamplona. Su Cantamisa fue en la fiesta de «Corpus Christi» de 1930 en Artavia.

Llegó a México cumpliendo una promesa que había hecho a la Santísima Virgen de Guadalupe, en 1931. Ha trabajado en la Arquidiócesis de México, en Ixmiquilpan, Hgo. En Tulancingo, en Tulancingo, en San Luis Potosí.

«Se ha dado como Misionero, como maestro, como confesor de Seminarios y de Religiosas, como director espiritual y ha desempeñado trabajos de parroquia y de Superior General», afirma la nota.

El padre Federico Salvador y Ramón concibió la idea de fundar una Congregación de hombres paralela a la existente de la Esclavas de Divina Infantita. Murió antes de ver realizado se deseo y las religiosas no dejaron la idea y finalmente encontraron al padre Vicente Echarri como un sacerdote dispuesto a realizarla.

En la ciudad de México se encontraron la madre María del Alma Muriel y el padre Vicente quien decide hacerse cargo del grupo de niños y jóvenes que bajo el cuidado y protección de las religiosas formaban el Seminario de la Divina Infantita en la casa de Madero 4 de Tlalpan, D.F. el 17 de Abril de 1944.

«Su Misión como fundador comienza pasando por muchas pruebas, trasmitiendo a sus hijos una espiritualidad inundada de amor a María, hasta llegar a ver lo que ahora es el Instituto de los Misioneros de la Natividad de María», indica el comunicado de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal.

Actualmente 111 sacerdotes, tres obispos y 47 seminaristas conforman a los Misioneros de la Natividad de María.

Más información en http://www.elmisionero.org.