Falleció en Roma el cardenal sirio Ignace Moussa I Daoud

Benedicto XVI envió telegrama de condolencias al patriarca de Antioquía de los Sirios

| 1251 hits

ROMA, Sábado 7 abril 2012 (ZENIT.org).– Falleció esta mañana Su Beatitud, el cardenal Ignace Moussa I Daoud, prefecto emérito de la Congregación para las Iglesias Orientales y patriarca emérito de Antioquía de los Sirios. Había sido internado en una clínica de Roma por un problema cardiovascular.

Las exequias se realizarán el martes 10 de abril a las 17.00, en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro.

El cardenal fallecido nació el 18 de setiembre de 1930 en Meskané, un pueblo de la archieparquía de Homs, Hama et Nabk de los sirios en Siria. Fue ordenado sacerdote el 17 de octubre de 1954 en Charfet, Líbano. El sínodo católico patriarcal sirio, reunido en Charfet el 2 de julio de 1977 lo eligió obispo para la sede de la eparquía de El Cairo de los sirios en Egipto, lo que fue aceptado por el papa Pablo VI el 22 de julio del mismo año. Fue consagrado obispo el 18 de setiembre de 1977.

Posteriormente se convirtió en el arzobispo de la archieparquía de Homs, Hama et Nabk de los sirios, el 1 de julio de 1994 y fue elegido patriarca de Antioquía de los sirios, en Líbano, el 13 de octubre de 1998, habiendo recibido la ecclesiastica communio de Juan Pablo II el 20 de octubre.

Habiendo renunciado al gobierno pastoral del patriarcato, fue prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales del 25 de noviembre de 2000 al 9 de junio de 2007 y asumió el cargo de canciller del Pontificio Instituto Oriental. Fue creado cardenal en el consistorio del 21 de febrero de 2001.

Publicamos para nuestros lectores el telegrama de condolencias del santo padre Benedicto XVI, enviado a Beirut a Su Beatitud Ignace Youssif III Younan, patriarca de Antioquía de los Sirios.

*******

AL SABER CON DOLOR DE LA MUERTE DE SU BEATITUD EL CARDENAL IGNACE MOUSSA I DAOUD, PATRIARCA EMÉRITO DE ANTIOQUÍA DE LOS SIRIOS Y PREFECTO EMÉRITO DE LA CONGREGACIÓN PARA LAS IGLESIAS ORIENTALES, DESEO EXPRESARLE MI UNIÓN EN LA ORACIÓN CON SU IGLESIA PATRIARCAL, CON LA FAMILIA DEL DIFUNTO Y CON TODAS LOS AFECTADOS POR ESTA PÉRDIDA.

EN ESTOS DÍAS EN QUE CELEBRAMOS LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR, RECORDANDO A LOS POBLADORES DE LA REGIÓN QUE VIVEN MOMENTOS DIFÍCILES, LE RUEGO QUE ACOJA EN SU ALEGRÍA Y SU PAZ EL ALMA DE ESTE FIEL PASTOR QUE SE HA DEDICADO CON FE Y GENEROSIDAD AL SERVICIO DEL PUEBLO DE DIOS. EN PRENDA DE CONSUELO, IMPARTO DE CORAZÓN A USTED, BEATITUD, LA BENDICIÓN APOSTÓLICA, QUE EXTIENDO A LOS OBISPOS, SACERDOTES Y FIELES DEL PATRIARCADO DE ANTIOQUÍA DE LOS SIRIOS, A LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA DEL DIFUNTO Y A TODOS LOS QUE TOMARÁN PARTE EN LA ESPERANZA DE LA LITURGIA DE EXEQUIAS.

                                                                                                  BENEDICTO PP XVI