Falta protección para los niños migrantes

Naciones Unidas publica un estudio sobre los peligros del abuso y la explotación de la infancia que emigra

Roma, (Zenit.org) Redacción | 591 hits

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha declardo que "no se debe ofrecer a los niños inmigrantes un nivel inferior de trato respecto a los otros niños". Lo dijo ayer durante un debate en la Naciones Unidas sobre el tema de los menores inmigrantes, promovido por la Representación italiana en las organizaciones internaciones de Ginebra.

Tal y como se refleja en un artículo de L'Osservatore Romano, Pillay ha denunciado que los "sistemas inadecuados de protección de la infancia se traducen en graves lagunas de protección para niños inmigrantes de cualquier región del mundo".

Las Naciones Unidas han publicado un estudio sobre los peligros del abuso y la explotación que amenazan a los niños inmigrantes, sobre todo en América Latina: el estudio contiene también un llamamiento dirigido a todas las autoridades competentes para que se comprometan a garantizar una mayor protección de los derechos humanos de los más jóvenes.

El título del dossier es "Infancia y migraciones internacional en América Latina y Caribe", publicado por Unicef y la Comisión Onu para América Latina y Caribe (Eclac). Explica el periódico del Vaticano que el estudio revela que la emigración puede crear oportunidades de estudio y de trabajo para los niños; pero que al mismo tiempo se evidencia que existen aspectos negativos unidos a la migración. Bastaría pensar, por ejemplo, que cuando los padre emigran, confiando los propios hijos al cuidado de otras personas, o cuando los niños son expuestos a abusos y a violaciones de sus derechos, durante la migración de un país a otro.

En torno a seis millones de personas de América Latina y Caribe son emigrantes dentro de la región, mientras que unos 25 millones se han transferido a Europa y Estado Unidos. Según los datos aportados por el estudio, en torno a un niño de cada cinco está expuesto a abusos.

El dossier subraya que las políticas migratorias particularmente severas, la xenofobia, el racismo y el tráfico de ser humanos son sólo algunos de los peligros a los que se enfrentan los migrantes. Uno de las principales desafíos para los gobiernos de as regiones interesadas en el fenómeno consiste en garantizar "el respeto de los derechos económicos, sociales y culturales, especialmente de los niños". Entre las recomendaciones contenidas en el estudio están el derecho a la identidad en el momento del nacimiento y la prohibición de detención para niños y adolescentes inmigrantes que entran, aunque sea clandestinamente, en un país.