Familias de 1.600 niños adoptados recuerdan a la Madre Teresa

Gracias a la labor de las Misioneras de la Caridad

| 992 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 6 septiembre (ZENIT.org).- Ayer el Aula Nervi estaba llena de niños de los más variados rasgos que reían junto a sus padres adoptivos. Era el encuentro de familias adoptivas promovido en el Vaticano por la Misioneras de la Caridad. Tres mil personas llenaban aquel momento de oración y acción de gracias al Señor, hecha de cantos y testimonios, después de encontrarse con el Papa. Son mil doscientas familias italianas que han adoptado a mil seiscientos niños indios y rumanos.



Un padre lee las palabras de la Madre Teresa: «A veces es difícil para el marido sonreír a la esposa o a la esposa sonreír al marido. Una persona una vez me preguntó si estaba casada. Le dije que sí, añadiendo que a veces me resulta difícil sonreír a Cristo».

Una pareja relata la muerte imprevista de su hijo y cómo buscaban la paz dando ayuda a los últimos «de las hermanas de la Madre Teresa». Recibieron una llamada telefónica de las misioneras y tomaron la decisión («nuestros familiares nos tomaron afectuosamente por locos») de adoptar cuatro hermanitos indios. Recibieron un año más tarde otra llamada de las religiosas: «¿Queréis llevar con vosotros de vacaciones a un niño que está solo y vive un periodo difícil?». «Ciertamente», fue la respuesta».

Algún mes después aquél niño se convirtió «en nuestro quinto hijo», relata esta pareja.

En la sala hay bebés que duermen con el chupete en la boca; otros un poco más grandes juegan por en medio de las sillas, en las últimas filas, seguidos por sus madres. Chavales que hacen amistad entre sí, padres que se encuentran, se saludan, se conmueven compartiendo sus experiencias.

Rezan todos juntos «por cada padre que no ha sabido o no ha podido serlo» y también por los padres y madres naturales de estos niños que están aquí. Y acaban con una acción de gracias a Dios «confiándole todas las familias y sus niños que se han unido y se unirán con la elección de la adopción».