Fiesta de los Pueblos en Roma, un minuto de silencio por las víctimas del mar

Unas diez mil personas en la 'Piazza San Giovanni', una fiesta multiétnica con el lema: 'Una riqueza que es necesario acoger'

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 541 hits

Una manifestación que da espacio y visibilidad a la fe y a la cultura de las comunidades migrantes en la diócesis de Roma, se realizó este domingo 18 de mayo en la plaza San Giovanni in Laterano, con el lema: 'Una riqueza que es necesario acoger'.

El evento inició con la santa misa presidida por el cardenal Peter Turkson, que en su homilía recordó que “a pesar de nuestras diferencias hemos venidos juntos como comunidad católica migrante de esta ciudad”. Y recordó que todos los hombres son migrantes hasta llegar a la Casa del Padre.

Le siguió un almuerzo étnico, preparado por asociaciones de orígenes culturales diversos, y por la tarde fue el espectáculo, en el cual diversos grupos compartieron su folclor y bailes típicos.

Antes de iniciar la parte musical, se guardó un minuto de silencio delante de la cruz de Lampedusa, recordando las miles de personas que murieron intentando cruzar el Mediterráneo hacia las costas de Italia y Europa. Una cruz hecha con restos de barcos hundido en las costas de la isla, la misma cruz ante la cual el papa Francisco celebró la santa misa en su visita a la isla.

En una plaza central de Roma tantos hombres y mujeres se encontraron para hacer fiesta, sin por ello olvidar la tragedia de tantos otros inmigrantes que nunca lograron llegar a las costas europeas. En esta plaza se encuentra la basílica de 'San Giovanni in Laterano' que es la catedral de Roma.

La 'Festa dei Popoli' nació por iniciativa de los padres encalabrinarnos 23 años atrás en la parroquia del Redentor, cuando la fiesta se realizaba en un terreno adyacente a la parroquia con  cancha de fútbol.

“Cuando iniciamos 23 años atrás -recordó el sacerdote escalabriniano Gaetano Sarracino- éramos 300 personas, hoy aquí somos 10.000”. Añadió que “es una fiesta significativa para la comunidad cristiana”, porque “la inmigración es parte estructural en Italia, ellos viven diariamente con los italianos, tienen sus asociaciones y ayudan con proyectos a sus países de origen". “El futuro ya está aquí, y esta fiesta nos indica como será el mañana de la Iglesia en la ciudad en la que vivimos” dijo.

Entre los diversos stands estaba también uno de la hermandad del Señor de los Milagros, devoción muy popular en Perú.

Hoy colaboran en la Fiesta de los Pueblos, la comunidad de San Egidio, los jesuitas del centro Astalli para los refugiados, además de otras realidades. Se trata de un trabajo de todos los días, paciente, silencioso, constante, cercano a los hombres y mujeres de tantas partes del mundo, y que en esta fiesta invita a una unidad que no es homologación, porque invita a respetar las identidades diferentes que se encuentran.

Y entre los objetivos figura lograr una buena integración de las segundas generaciones y éstas que obtengan la ciudadanía italiana; así como favorecer las reunificaciones familiares, porque las familias divididas son más frágiles. En Italia los inmigrantes son unos 5 millones, el 7 por ciento de la población. Los latinoamericanos son unos 400 mil y las comunidades latinoamericanas más numerosas son las de Perú, Ecuador y Colombia.

Ver fotos del evento