Filipinas: Cáritas ha prestado ayuda a 500 mil damnificados por el 'Haiyan'

Se cumplen tres meses de la catástrofe que afectó a 16 millones de personas y provocó 4 millones de desplazados de las zonas arrasadas por el tifón

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 722 hits

Cuando se cumplen tres meses de la catástrofe provocada por el tifón Haiyan a su paso por Filipinas, la red internacional de Cáritas sigue volcada en la ayuda a los damnificados.

Desde el 8 de noviembre, cuando el tifón tocó tierra en el archipiélago, las acciones que ha llevado a cabo esta entidad caritativa de la Iglesia han permitido a unos 500 mil damnificados acceder a alimentos, agua y refugio. Además, la organización está trabajando ya con las familias afectadas para que cuenten con refugios temporales y puedan reconstruir lo antes posible sus fuentes de ingresos y de alimentos, sobre todo los barcos de pesca y los aperos agrícolas.

Las cifras facilitadas por la OCHA (la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU) y por el Gobierno filipino dan una idea de la devastación que provocó la peor tormenta que ha azotado el archipiélago en las últimas décadas: 16 millones de personas afectadas y 4 millones de desplazados de las zonas arrasadas por el tifón Haiyan (sobre todo, el archipiélago de las Visayas). Además, los fuertes vientos y las lluvias dejaron 550.928 viviendas totalmente destruidas y otras 589.404 parcialmente dañadas.

A pesar de la envergadura de esta catástrofe, las labores de ayuda a los damnificados y los trabajos que se están realizando a nivel local para una rápida reconstrucción, muestran al mundo los esfuerzos que están realizando tanto la Iglesia --con el apoyo activo de toda la red internacional de Cáritas-- como la propia población filipina por superar esta tragedia.

Cáritas Española colabora en esta tarea desde el primer momento, no sólo de manera económica, sino con apoyo técnico y operativo. Hasta la fecha, ha respondido al llamamiento de emergencia de Cáritas Filipinas con una aportación global de 700.000 euros. Además, desde hace tres semanas, uno de sus técnicos, Yago Aparicio, se encuentra en el país asiático formando parte del Equipo de Apoyo de Respuesta de Emergencias de la Red Cáritas (ERST) que está trabajando en el terreno. Este grupo se encarga de fortalecer y potenciar las tareas de emergencia; de mejorar el impacto, la calidad y la coherencia de estas actuaciones; y de diseñar el siguiente llamamiento de post-emergencia (Emergency Appeal, EA), que se va a centrar en las tareas de rehabilitación.

Este nuevo llamamiento de post-emergencia, que podría estar listo en un par de meses, se centrará en los siguientes sectores: abastecimiento de agua, saneamiento e higiene; rehabilitación y construcción de viviendas; y recuperación de los medios de vida que muchos filipinos perdieron tras el tifón.