Filipinas: ''Cristo en vosotros, esperanza de la gloria''

51 Congreso Eucarístico Internacional en Cebú

Roma, (Zenit.org) Redacción | 857 hits

El 4 de junio pasado, el cardenal secretario de Estado Tarcisio Bertone informó al Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos que el papa Francisco ha aprobado la fecha y el tema del 51 Congreso Eucarístico Internacional. Tendrá lugar en Cebú, Filipinas, del 25 al 31 de enero de 2016 y tendrá como tema: "Cristo en vosotros, esperanza de la gloria. Christ in you, our hope of glory" (Carta de Pablo a los Colosenses 1,27).

La elección de Filipinas había sido ya anunciada por Benedicto XVI en el mensaje transmitido en la Misa conclusiva del 50 Congreso de Dublín (10-17 junio 2012): "Deseo invitar a que os unáis a mi al invocar la bendición de Dios sobre el próximo Congreso Eucarístico Internacional, que se tendrá en 2016, ¡en la ciudad de Cebú! Al pueblo de Filipinas envío mi caluroso saludo y la seguridad de mi cercanía en la oración".

Las motivaciones de la elección fueron indicadas en su momento por la Conferencia Episcopal Filipina: profundizar la devoción eucarística, reforzar compromiso misionero, y lanzar las celebraciones para el aniversario (1521-2021) de la evangelización de Filipinas.

Situada en el corazón del archipiélago filipino, en la región de Visayas Central, el territorio de Cebú fue alcanzado por el explorador Fernando de Magallanes en 1521. Según el relato de Pigafetta, Magallanes fue acogido con calor por el rey indígena Humabon que, poco después se convirtió al cristianismo junto con la reina y 400 de sus súbditos. Para conmemorar el evento, Magallanes donó a la reina Juana una estatuilla del Niño Jesús (Santo Niño) y alzó una cruz en el lugar de la conversión. Los fieles festejan en Santo Niño el tercer domingo de enero con una gran procesión que es el evento principal de la región.

En Filipinas, en Manila, del 3 al 7 de febrero de 1937, se celebró otro Congreso Eucarístico Internacional, el trigésimo. Las grandes celebraciones tuvieron lugar en en Luneta Park, justo con en 1995 Juan Pablo II celebró la misa conclusiva de la Jornada Mundial de la Juventud ante una impresionante multitud de cerca cuatro millones de fieles.

La celebración del 51 Congreso Eucarístico Internacional en este país, el único de mayoría católica del continente asiático, es un reto importante para reforzar la perspectiva misionera/evangelizadora, además de detectar nuevas modalidades en la celebración de los mismos congresos.

El arzobispo de Cebú, monseñor Palma, ha procedido ya a la constitución del comité local que deberá preparar el gran evento desde el punto de vista logístico y espiritual. A finales de este año, está listo también el documento teológico de base que guiará las reflexiones y la celebración del Congreso.

El tema que el Congreso de Cebú está llamado a desarrollar, sacado de la carta de san Pablo a los Colosenses, quiere subrayar de qué modo la tensión escatológica inherente a la Eucaristía ofrezca impulso al camino histórico de los cristianos, metiendo una semilla de vivaz esperanza en la cotidiana dedicación de cada uno a las propias tareas, y estimulando la común responsabilidad hacia la tierra y la historia de hoy. Dentro del tema de la esperanza, se recuperará también el anuncio del don de Dios a los jóvenes, de los que Asia es riquísima, y el empeño en favor de las franjas de pobres del continente. Cuantos participan en la Eucaristía, de hecho, asumen no sólo el empeño de transfigurar su existencia sino también el de transformar el mundo según el Evangelio.