Filipinas: Un millón de rosarios por la paz en el mundo

Una sencilla pero potente herramienta, según el presidente del episcopado

| 2326 hits

MANILA, miércoles 31 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- En Filipinas, la Cruzada del Rosario en Familia está dirigiendo una campaña para lograr que un millón de filipinos recen un millón de rosarios en 200 días por todas las naciones del mundo.

La iniciativa anima a los filipinos de todo el mundo a ofrecer un rosario diario por un país en particular desde el próximo 7 de octubre, fiesta de Nuestra Señora del Rosario, hasta el 31 de mayo, fiesta de Nuestra Señora de Todas las Naciones, informa la Conferencia Episcopal de Filipinas en su página web.

Desde este jueves y durante todo el mes de septiembre, se celebrarán encuentros especiales de oración en todas las diócesis de Filipinas para preparar la campaña Un millón de rosarios por el mundo: Filipinos en oración, paz para todas las naciones. La campaña del Rosario estará acompañada de catequesis.

“La veo como una potente herramienta para catequizar sobre la oración, el compromiso social entre los católicos y el verdadero significado de la paz tal y como el Señor lo enseñó en los evangelios”, declaró el presidente del episcopado filipino y obispo de Tandag, monseñor Nereo Odchimar.

“La herramienta puede ser sencilla, pero esta simplicidad nos abrirá las puertas de la paz duradera para el mundo y nos conducirá al camino de la sanación de nuestras naciones”, destacó.

El prelado animó a todas las parroquias, escuelas y a los filipinos que viven en el extranjero a unirse a la campaña del rosario pidiendo por la paz en el mundo.

Por su parte, el arzobispo de Lingayen-Dagupan, monseñor Sócrates Villegas, alentó la participación activa de sacerdotes y laicos en la campaña del rosario, en una circular dirigida a los sacerdotes de su diócesis.

Villegas dirige la Comisión Episcopal de Catequesis y Educación Católica, que colabora con la Cruzada del Rosario en Familia para llevar adelante la campaña.

El prelado también animó a participar en una campaña similar con la que se rezarán un millón cien rosarios el día 11 de noviembre de 2011 a las once de la mañana en las escuelas y universidades del país.

“Será una buena oportunidad para animar a nuestros jóvenes a estimar esta bonita oración de la Iglesia”, indicó monseñor Villegas, animando a escuelas y parroquias a prepararse para esa actividad.

Según el arzobispo, “esta campaña ayuda a enseñar a nuestros jóvenes que la oración puede cambiar el mundo y las personas que rezan pueden cambiar los destinos de los pueblos; de hecho, no puede haber paz en el mundo sin oración”.

En la arquidiócesis de Lingayen-Dagupan, se rezará por la campaña del rosario en todas las misas durante el mes de septiembre.