Focolares en Oriente Medio y África, la presidenta les visita

Mientras la situación está cada día más peligrosa con peligro de una intervención de Estados Unidos

Roma, (Zenit.org) Redacción | 718 hits

En estas horas, en las que se espera fuertemente que el camino del diálogo y de la negociación ponga fin al conflicto y a la violencia en Siria, se encuentra en Jordania desde el 29 de agosto y hasta el 10 de septiembre, la presidente de los Focolares, María Voce, acompañada por el copresidente Giancarlo Faletti, para reunirse con delegaciones del Movimiento de varias naciones en Oriente Medio y Norte de África.

Lo informó el Servicio Información de los Focolares, con un comunicado que llegó hoy a la redación de Zenit en español.

Por eso en Amman -indica la nota- se reúnen laicos y religiosos, jóvenes, adultos y familias, provenientes, no sólo de Jordania, sino también de Turquía, Chipre, Líbano, Siria, Iraq, Egipto, Argelia, Marruecos, Túnez y Tierra Santa. Son días de encuentro y balance, además de la posibilidad de trazar una prospectiva futura de la presencia del Movimiento en esta parte de mundo que vive realidades dramáticas.

El punto de referencia de este viaje es el que hizo en 1999 Chiara Lubich para participar en la Asamblea General de la Conferencia Mundial de las Religiones por la Paz en Amman y para reunirse en ese momento, con miembros del Movimiento de los países de la región.

A distancia de 14 años, la primera presidente de los Focolares que sucede a la fundadora reafirma con este encuentro la importancia de la presencia del movimiento en esa región, también ante la posibilidad de una nueva inminente guerra que tiene al mundo en la incertidumbre por las potenciales consecuencias.

En este escenario, las preguntas que los miembros Movimiento de los Focolares se hacen son impelentes. Tienen que ver con el futuro de sus países, pero también sobre la relación con personas de otras religiones; las relaciones entre las Iglesias cristianas, muchas de ellas antiguas y con una rica y a menudo, dolorosa historia a sus espaldas; el futuro de familias y comunidades en un momento en el que muchos tratan de emigrar en vista de un futuro mejor.

Son desafíos urgentes donde la espiritualidad de la unidad típica de los Focolares, por medio del compromiso de sus adherentes, trata de dar un aporte. Y además, estos días de comunión entre representantes de distintos pueblos de la región con la presidente de los Focolares, puede representar un cambio, además de ser un signo de fuerte cercanía y de participación de los miembros del Movimiento en el resto del mundo.

En la agenda de la presidente Maria Voce, entre otras cosas, figura el 4 de septiembre, la participación en el encuentro islámico-cristiano promovido por el Royal Institute for Inter-Faith Studies (RIIFS), junto a una delegación de miembros del Movimiento, cristianos y musulmanes.