Fondacio. Cristianos para el Mundo

| 1159 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 21 mayo 2006 (ZENIT.org).- Publicamos la descripción que presenta el «Repertorio» de «Asociaciones Internacionales de Fieles» --editado por Consejo Pontificio para los Laicos— de «Fondacio. Cristianos para el Mundo».



* * *



DENOMINACIÓN OFICIAL: FONDACIO. CRISTIANOS PARA EL MUNDO

DENOMINACIÓN HABITUAL: Fondacio

FUNDACIÓN: 1974

HISTORIA: Fondacio nació en Poitiers, en Francia, con el nombre de Communauté Chrétienne de Formation, siguiendo las huellas de la Renovación Carismática Católica y por iniciativa de Jean-Michel Rousseau, un joven laico casado. Originariamente orientada a la formación cristiana de jóvenes, desde 1980 el ingreso de personas con responsabilidades sociales y de laicos comprometidos en la vida parroquial la llevó a ampliar el propio campo de acción y a adquirir una difusión internacional. Se remonta a esos años la adopción del nuevo nombre de Fondations pour un Monde Nouveau. En 1991, por una grave crisis interna, Rousseau y una parte de miembros dejaron la asociación. Convencidos de que era una obra de Dios y guiados por Gérard Testard, muchos otros la volvieron a lanzar con un gobierno más colegial.

Las Fundaciones fueron reconocidas como asociaciones de derecho diocesano en 1995 por el Obispo de Versalles, en 1996 por el Arzobispo de Santiago del Chile y en 1998 por el Arzobispo de Bruselas. Fondacio. Chrétiens pour le monde, que asumió la denominación actual en el 2002, es miembro de la Catholic Fraternity of Charismatic Covenant Communities and Fellowships (Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza).

IDENTIDAD: Fondacio es una asociación católica abierta a la dimensión ecuménica, que reúne laicos de todas las edades, casados o no, comprometidos en un camino de crecimiento personal y de conversión que privilegia la relación con Dios, la formación humana y espiritual, la vida comunitaria. Su acción misionera, que mira a la evangelización de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, gira alrededor de cinco ejes: los jóvenes, a quienes la asociación les propone hacer la experiencia del amor incondicionado de Dios; los matrimonios y las familias, a quienes guía en la profundización de la fe para que puedan descubrir la presencia de Dios en el corazón de la propia vida; los ancianos, a quienes solicita compartir su experiencia y su sabiduría; los hombres y mujeres responsables y actores de la sociedad en la política, empresas, educación, a quienes ayuda a conjugar los compromisos profesionales y la vida familiar, persona y espiritual; las formas de pobrezas, sean afectivas, psicológicas, espirituales o materiales; recordando las palabras de Santiago: «la fe sin obras está muerta» (St 2, 26).

ESTRUCTURA: Fondacio está guiada por un Presidente elegido por el Congreso internacional, que reúne cada cuatro años a los delegados de los países en los que está presente la asociación y fija las líneas de acción. Las decisiones del Congreso las pone en práctica un Consejo internacional, que expresa la unidad de las distintas realidades constitutivas de Fondacio. Las ramas nacionales, autónomas en el funcionamiento y en las opciones de misión, están dirigidas cada una de ellas por un Consejo y por una Asamblea pastoral. A la asociación se puede pertenecer como: miembros de fraternidad, personas deseosas de experimentar una relación viva con Dios y que se constituyen en pequeños grupos, participando así a la actividad misionera de la asociación; miembros de comunidad, personas deseosas de profundizar la propia formación y de reforzar la propia pertenencia a la asociación, estableciendo un pacto de alianza con Dios y con los hermanos y comprometiéndose en la realización de los proyectos de misión específicos; miembros permanentes, personas que en respuesta a la llamada a seguir la escuela de Cristo dedican sus energías y competencias al servicio de la misión por uno o más años; miembros comprometidos para toda la vida, personas que después de una permanencia de al menos siete años dentro de la asociación asumen totalmente su espiritualidad, viviendo la radicalidad evangélica en sectores claves de la existencia.

DIFUSIÓN: Fondacio cuenta con 3.000 miembros y está presente en 20 países distribuidos del siguiente modo: África (7), Asia (4), Europa (5), Norteamérica (1), Oriente Medio (1), Sudamérica (2).

OBRAS: Fondacio concreta la propia vocación específica de anunciar el Evangelio mediante proyectos de evangelización e iniciativas de apoyo al desarrollo en zonas del mundo donde reina la miseria y en las cuales la Asociación ha dado vida a obras que tienen como fin restituir condiciones de vida más humanas y la dignidad de hijos de Dios a los pobres: centros de acogida y de reinserción en la sociedad, dispensarios, escuelas, centros de formación profesional. Hay que señalar además el CIRFA (Centre International de Recherche e de Formation Appliquées) constituido por dos departamentos: el Istitut Foi et Engagement (IFE) para la formación de todos aquellos que quieren estar al servicio de la Iglesia, y la École Orientation Projet Engagement (OPEN) que prepara al servicio en el mundo y forma responsables de proyectos humanitarios; Portager Notre Espérance (PNE), grupo ecuménico de evangelización en las parroquias.

PÁGINA WEB: http://www.fondacio.org

SEDE CENTRAL:
Fondacio. Chrétiens pour le monde
27, rue Exelmans - 78000 Versailles (Francia)
Tel. [+33]01.39072934 - Fax 01.39070022
E-mail: fondacio@wanadoo.fr

[© Copyright 2006 - Libreria Editrice Vaticana]