Francia: el portavoz de los obispos denuncia los suicidios en el trabajo

Pide “frenar esta desesperación ante la que no cabe resignarse”

| 1462 hits

PARÍS, lunes 5 de octubre de 2009 (ZENIT.org) – El portavoz de la Conferencia de los obispos de Francia, el padre Bernard Podvin, ha abordado el problema de los suicidios en el trabajo.

En una declaración publicada en la web de la Conferencia episcopal, ha invitado a “los actores implicados en este grave problema social” a acordar algo “para frenar esta desesperación ante la que no cabe la resignación”.

En Francia, el debate se ha abierto tras el 24º suicidio registrado en la empresa France Telecom.

“Desde hace unos días, muchas personas nos han comunicado que se sienten muy impactadas por el número de suicidios en el trabajo”, explica el padre Podvin.

“¿Cómo se entiende? ¡Un solo suicidio sería demasiado y bastaría para conmovernos! – exclama –. ¿Qué tiene este economicismo que presiona al hombre hasta el punto de que no vislumbre otra salida que poner fin a sus días?”.

En su declaración, monseñor Podvin reitera que “el trabajo humano es una dimensión fundamental para el desarrollo de la persona y para el bien común”.

Mientras “la globalización ha acentuado el estrés, la incertidumbre ante el futuro, el individualismo, la reubicación, el acoso”, denuncia, “ciertas prácticas de gestión” invitan a los “despidos”.

“Una sociedad que no proporciona trabajo, o que impone unas condiciones inaceptables, ya no es digna de sí misma”, afirma.

El portavoz de los obispos concluye recordando que “la vida es un don y tiene un valor inestimable”.