Francia: Se mantiene la prohibición de investigar con el embrión humano

Victoria de las organizaciones provida

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1256 hits

La organización francesa Alliance VITA se ha congratulado por el mantenimiento por parte de la Asamblea Nacional francesa del principio de prohibición de la investigación con embriones humanos. La Asamblea examinó, el pasado 28 de marzo, la proposición de ley con vistas, sin real debate previo, a autorizar la investigación que destruye el embrión humano.

Para Alliance VITA, este texto habría subvertido las condiciones de la investigación con embriones y células madre embrionarias, suprimiendo la prohibición de principio para sustituirla por un marco más amplio y ambiguo. Esta discusión tuvo lugar sin que los franceses hubieran sido previamente consultados por los estados generales, como lo prevé la ley de bioética de 7 de julio de 2011.

El doctor Xavier Mirabel, presidente de Alliance VITA, se congratula por el compromiso de los diputados. La organización había alertado sobre un texto que "habría provocado una regresión ética y científica absurda. Pues no hay ninguna razón científica para tratar al embrión humano como a una cobaya de laboratorio. El premio nobel de medicina acaba de ser concedido al japonés Shinya Yamanaka y al británico John Gurdon por sus descubrimientos sobre la reprogramación nuclear, que es una técnica ética. Autorizando explícitamente la investigación con embriones encaminada a su destrucción, la propuesta de ley subvierte un principio bioético mayor que confiere al embrión humano una protección simbólica. Recuerdo que la investigación con embriones no ha dado ningún resultado probado al día de hoy, y que los otros países se vuelven hacia las células madre reprogramadas (iPS). A título de ejemplo, la sociedad estadounidense Geron, que había anunciado un ensayo clínico a base de células madre embrionarias en 2009, ha puesto fin a sus investigaciones en 2011, a falta de resultados probados; en sentido inverso, Japón acaba de anunciar una investigación clínica a base de células iPS relativa a una enfermedad ocular, lo que sería una première mundial muy prometedora».

Alliance VITA pide al Parlamento y al gobierno francés que privilegien las investigaciones éticas y recuerda que pide una moratoria para la congelación de embriones humanos. En su ausencia, es necesario aplicar estrictamente la ley bioética, limitando las derogaciones demasiado ampliamente concedidas al principio de prohibición que sigue en vigor. VITA recuerda que Francia sigue en plena contradicción con las directivas europeas que prohiben toda patente relacionada con el embrión humano y la convención de Oviedo que, en su artículo 18, exige una "protección adecuada" de la que se deben beneficiar los embriones in vitro.

Alliance VITA, con otras asociaciones contraparte, se empeña en exigir el cese de la financiación por parte de la Unión europea a la investigación con embriones que implique su destrucción, como pidió la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento europeo, en el marco del examen del programa-marco para la investigación y la innovación «Horizon 2020». Invita a todos los ciudadanos europeos preocupados por una investigación ética a que firmen la iniciativa ciudadana europea: (www.unodenosotros.eu) que pide que acabe la financiación de estas investigaciones con fondos europeos.

Escandalosamente pasada en el Senado en diciembre la propuesta de ley para levantar la prohibición no ha pasado, contra toda espectativa, en la Asamblea Nacional.

Fue sin contar con la reacción de decenas de miles de ciudadanos, liderados por la campaña Vous trouvez ça normal? de la Fundación Jérôme Lejeune, determinados a no dejar que la técnica domine sobre lo humano, definición misma de la bioética. Los 52.000 firmantes de la petición, y las cien mil cartas de protesta enviadas a los diputados han apoyado, animado y movilizado a algunos de entre ellos para quienes los Estados Generales de la revisión de la ley de bioética de 2011 eran un recuerdo todavía fresco y cuyos resultados no debían ser deshechos en silencio. Ninguna actualidad científica nueva podía justificar esta subversión 18 meses después de estos amplios debates. Por el contrario, hay alternativas a la investigación con embriones humanos que han sido coronadas por el éxito mientras tanto, iPS a la cabeza, deshaciendo los argumentos falaces de un retardo de la investigación francesa, cerrada en una vana perspective de uso comercial del embrión humano.

La Fundación Fondation Jérôme Lejeune se alegra de esta victoria. Llama a seguir movilizados en Francia: en teoría, el texto puede todavía ser propuesto de nuevo por otro grupo parlementario o por el gobierno. La Fundación lanza une movilización junto a Alliance VITA y las AFC en el marco de la inciativa ciudadana europea "Uno de nosotros" que mira a poner fin a la financiación de la Unión Europa de la investigación con embriones humanos.

Traducido y adaptado de la edición francesa de ZENIT por Nieves San Martín