Francisco a los fieles coreanos: 'El mes de los mártires, oportunidad para evangelizar'

El arzobispado de Seúl ha definido las 'vías de peregrinaje' entre iglesias y lugares sagrados

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 968 hits

El Papa Francisco “reza de manera que el mes de los mártires pueda ser una oportunidad para que los peregrinos revivan la fe en sus corazones, y para comprometerse más plenamente en la urgente tarea de la evangelización”.

Este es el deseo expresado por el santo padre en una carta al arzobispo S. Exc. Mons. Yeom Soo-jung y a la comunidad católica, con motivo del “Mes de los Mártires” informó la Agencia Fides.

El pontífice ha invitado a los fieles a reflexionar, orar y profundizar sobre el significado del martirio en la historia personal y comunitaria. De hecho, la Archidiócesis ha proclamado el mes de septiembre “mes de los mártires”, invitando a los fieles a reflexionar, orar y profundizar sobre el significado del martirio en la historia personal y comunitaria.


En el “Martirologio Romano”, de hecho, la memoria de los Mártires de Corea se celebra el 20 de septiembre, cuando se recuerdan a los 103 mártires en Corea, entre ellos los Santos Andrés Kim Tae-gon, sacerdote, Pablo Chong Ha-sang y sus compañeros, tres obispos, ocho sacerdotes y todos los demás laicos.

Para el “Mes de los mártires”, la archidiócesis de Seúl ha definido “vías de peregrinaje” aquellas que conectan las iglesias conmemorativas y lugares sagrados dentro de la ciudad, activando así “rutas de los mártires” especiales que los fieles podrán recorrer. La ceremonia de inauguración de la iniciativa, centrada en el tema “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, tendrá lugar en la Catedral de Myeongdong, el 2 de septiembre.


Según la información de la Agencia Fides, el Papa Francisco confía en que “todos los que participan en la peregrinación de este mes, ayudados por las oraciones y el ejemplo de los mártires, profundizarán en su comunión con el Señor Jesucristo que ha sacrificado su vida, que nosotros podemos compartir gracias al don inestimable de la vida eterna”.

El Papa encomienda a todos los peregrinos “a la poderosa intercesión de María, Madre de la Iglesia, y a las oraciones de los mártires de Corea”.