Francisco a los peregrinos de Sri Lanka: 'Las lagrimas forman perlas'

El Santo Padre acepta la invitación para visitar la isla. Pide a los fieles que colaboren con el enemigo del pasado para construir un futuro conjunto

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 919 hits

El papa Francisco ha recibido esta mañana a un grupo de peregrinos de Sri Lanka con motivo de la celebración del 75 aniversario de la consagración de este país asático a la Virgen de la Iglesia.

Durante el encuentro mantenido en la Basílica de San Pedro, el cardenal Malcolm Ranjith ha invitado al Pontífice argentino a visitar esta hermosa isla del Océano Índico. 

"Agradezco la invitación del cardenal para visitar Sri Lanka. Recibo esta oferta y creo que el Señor nos concederá esta gracia", ha afirmado el Santo Padre.

Dirigiéndose al grupo de peregrinos, el Papa les ha recordado que "vuestra patria es conocida como la Perla del Índico por su forma y su belleza". "Se dice que la perla está formada por las lágrimas de la ostra", ha proseguido.

"Por desgracia, en los últimos años, muchas lágrimas se han derramado en vuestra isla", ha lamentado el Santo Padre en alusión a los conflictos entre las Fuerzas Armadas ceilandesas y los grupos terroristas del país en los últimos años.

En este sentido, el Pontífice ha reconocido que no es fácil sanar las heridas y colaborar con el enemigo del pasado para construir un futuro conjunto, pero es "el único camino que da esperanza a un futuro de desarrollo y de paz". Por este motivo, ha indicado el Papa, "os aseguro que tenéis un lugar especial en mis oraciones".

En su discurso, Francisco ha explicado también a todos los congregados que, en 1940, el por entonces arzobispo de Colombo (oeste de Sri Lanka), Jean-Marie Masson, prometió construir un santuario en honor a la virgen María si la isla no era víctima de invasiones extranjeras.

Y es que "hace setenta y cinco años, las nubes que anunciaban lo que posteriormente se conocería como la Segunda Guerra Mundial, aparecían cada vez más densas en el cielo y los fieles, guiados por su fe, se encomendaron a la Virgen, que siempre defiende a sus hijos en peligro", ha asegurado el Santo Padre.

"Al acabar la guerra --ha concluido el Pontífice-- fue construido el bonito santuario de Nuestra Señora de Lanka".

Al término de la audiencia, el papa Francisco ha interpelado a los peregrinos a quienes ha preguntado si es cierto que en Sri Lanka se cantan "bellas canciones religiosas". Acto seguido, los asistentes han comenzado a entonar un himno local de temática religiosa.