Francisco a una mujer casada con un divorciado la invita a volver a la Iglesia

Los medios hablan de la llamada del Santo Padre citándose mutuamente y ofreciendo interpretaciones varias

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 12353 hits

Las llamadas telefónicas del Santo Padre a los fieles que le escriben han sido noticia en multitud de ocasiones a lo largo de estos 14 meses de pontificado.

Este miércoles nuevamente ha saltado a los medios otra historia causando polémica por haber sido enfocada como refiriéndose a la comunión de los divorciados vueltos a casar. Por su parte, el Vaticano ni desmiente ni confirma por ser una llamada privada realizada directamente por el Santo Padre.

"Hola, habla el padre Bergoglio", escuchó al otro lado del teléfono el marido de Jaqueline Lisboa, una mujer de San Lorenzo, Argentina, que hace algunos meses envió un mail al papa Francisco.

Las primeras noticias publicadas hoy hablaban de una mujer divorciada y vuelta a casar por lo civil que había recibido una llamada del Papa indicándole que podía comulgar porque no estaba haciendo nada malo.

Más tarde, algunos medios han publicado que la protagonista de la historia, que no era divorciada sino casada con un divorciado habló con la radio La Red y con la radio Del Plata donde hizo afirmaciones como "a mí no me dejaban confesarme ni comulgar porque supuestamente vivía en pecado. Mi marido es divorciado y a mí me decían que no me podían dar la comunión porque cuando volvía a mi casa volvía a estar en pecado". O que el Papa llamó a la mujer a su casa para decirle "que podía volver (a la Iglesia). Eso haré en algún momento. (El Papa) Me dijo que estaban tratando este tema". Y así, a lo largo de la jornada, han ido apareciendo declaraciones y afirmaciones de Jaqueline, de su marido y del Papa, entrecomilladas, en las cuales los medios se citaban los unos a los otros sin consultar las fuentes o porque no existen fuentes precisas, desde el momento que la señora cuenta una llamada.

ZENIT encontró esta entrevista de Radio del Plata, en el programa de Mañana Sylvestre del periodista Gustavo Sylvestre, en donde se puede escuchar a la protagonista de la historia contando lo sucedido.

Jaqueline explica que ella está casada desde hace 19 años por lo civil con un hombre divorciado de un matrimonio celebrado por la Iglesia. Asimismo explica que un sacerdote le dijo hace 10 años que no podía tomar la comunión. Ella se define como "no religiosamente practicante", de pequeña sí, pero que con el tiempo se fue alejando y con las declaraciones del sacerdote "uno estaba más enojado todavía".

Respondiendo a porqué escribió al Papa señaló: "Porque es argentino y uno se toma esas confianzas de creer que le va a contestar". Además en la entrevista precisa que a Francisco le envió un e-mail --porque vio en televisión un lugar donde se le podía escribir-- contándole que se sentía "católica de segunda". Ella mandó el e-mail en septiembre y la llamada del Santo Padre fue el 21 de abril. La llamada se produjo "un ratito antes de las dos de la tarde" (19.00 hora de Roma) y respondió su marido. Al otro lado del teléfono se presentó "el padre Bergoglio" y él pasó el teléfono a Jaqueline.

A continuación, cuenta que el Papa le invitó a volver a la Iglesia: "Que podía volver me dijo, que volviera, que podía volver y bueno, eso es lo que haré en algún momentito de estos", también afirma que le dijo que en la Iglesia este tema "se estaba tratando".

Más adelante, el periodista habla sobre "esta discriminación en la Iglesia" cuando "personas de fe, la siente, lo viven y llegado el momento de la comunión quedan al margen y no poder hacerlo realmente es muy feo" y Jaqueline añade que "la gente cada vez se aleja más porque son cosas del siglo más que pasado". Además, explica que irá a la iglesia en "cualquier momentito pero aún no lo sé, me quiero tranquilizar y lo quiero hacer con mucha fe". Por otro lado, indica que el Papa le indicó que no fuera a la iglesia de su barrio. Y explicó que en su día, si el cura  supo de su situación es porque ella se lo dijo en confesión.

Para finalizar señala que el Papa les dio una bendición familiar y precisa que toda la familia lo ha vivido con mucha emoción y alegría, "hemos llorado todos", explica.

En otra entrevista que Jaqueline ha realizada en radio La Red AM910 de Buenos Aires, tal y como escribe VaticanInsider, la mujer argentina narra que el Papa "me dijo que hay curas más papistas que el Papa. Me hablaba normalmente, yo traté de hablar con el mayor de los respetos. Ahora estoy sobrepasada por la dimensión que tomó el caso, estoy emocionada por haber hablado con Francisco. Le dije que le iba a escribir de nuevo cuando vaya a tomar la comunión”.

Por otro lado, muchos medios también han publicado el enlace al facebook de Julio Sabetta con lo que escribió respecto a lo sucedido, que transcribimos aquí textualmente: "hoy me paso una de las cosas mas linda, despues del nacimiento de mis hijas, tuve la llamada en mi casa de nada mas ni menos que del PAPA Fransisco, fue una emocion muy grande hasta el momento no caimos, esta llamada fue originada por mi Sra que le envio una carta y el se tomo su tiempo para llamarla y charlar con ella les puedo asegurar que cuando te habla tiene un paz total. gracias Dios por esta bendicion ¡¡¡¡¡¡¡¡"

El Santo Padre ha convocado un sínodo extraordinario de los Obispos dedicado al tema de la familia en octubre de 2014 y un Sínodo general en 2015, para profundizar las líneas pastorales que deben ser adoptadas respetando el magisterio de la Iglesia y las enseñanzas de Jesús.

Ver también: La misericordia, "ley suprema" de la Iglesia. Sin engañar a los fieles ...