Francisco al Imam de al-Azhar expresa estima y respeto por el Islam y los musulmanes

En su carta pide favorecer 'la comprensión entre cristianos y musulmanes en el mundo para construir la paz y la justicia'

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1026 hits

El papa Francisco ha enviado un mensaje a Ahmed al-Tayyeb, el gran Imam de la universidad islámica al-Azhar, la principal institución cultural del Islam sunita. La noticia fue comunicada ayer por la misma Universidad con sede en El Cairo, e informa que el mensaje del papa expresa su estima y respeto “por el Islam y los musulmanes”, junto a la esperanza de que se pueda favorecer “la comprensión entre cristianos y musulmanes en el mundo, para construir la paz y la justicia”.

Según la agencia de noticias Fides, la carta personal del papa fue entregada el martes 17 de septiembre al Gran Imán de Al-Azhar por el nuncio apostólico en Egipto, Mons. Jean-Paul Gobel, junto con el mensaje al mundo islámico también firmado por el papa en ocasión del fin del Ramadán y publicado por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.
Tal y como recuerda la agencia Fides, en los últimos tiempos el diálogo entre la Santa Sede y al-Azhar se vio interrumpido por decisión unilateral de la institución islámica, que interpretó como una interferencia indebida de occidente las declaraciones del papa Benedicto XVI sobre la necesidad de proteger a los cristianos en Egipto y Oriente Medio, pronunciadas después del ataque a la catedral copta en Alejandría en la víspera de Año Nuevo del 2011.

“La carta del papa Francisco al Imam al-Tayyeb” dice a Fides el padre Hani Bakhoum, secretario del Patriarca de Alejandría de los coptos católicos “es una forma de expresar el profundo sentimiento de respeto y afecto que la Iglesia Católica, la Santa Sede y el papa tienen a todos los musulmanes y en especial a al-Azhar, que es la institución más representativa del Islam sunita moderado. Sin duda, esta carta ayudará con el tiempo a dejar de lado cualquier malentendido y también de reanudar el diálogo bilateral con la Santa Sede".